Educación

Cómo identificar y apoyar a los niños con altas capacidades

Cómo identificar las altas capacidades en los niños y cómo

Superdotación: como saber si eres muy inteligente

altas capacidades
Blanca Espada
  • Blanca Espada
  • Redactora de contenidos en OkDiario. Escribiendo para blogs y empresas de contenidos digitales desde 2007.

Los niños con altas capacidades son aquellos que poseen un nivel de inteligencia superior al promedio, así como otras habilidades o talentos especiales. Estos niños suelen destacar en áreas como el razonamiento, la creatividad, la memoria, el lenguaje o el arte. Sin embargo, no siempre es fácil reconocer sus potencialidades, ya que pueden presentar también dificultades de adaptación, motivación, autoestima o relación social.

A continuación, te explicaremos cómo descubrir las altas capacidades en los niños, qué señales pueden indicar que tu hijo o hija tiene este perfil, y qué puedes hacer para ayudarle a desarrollar su talento y su bienestar.

¿Qué son las altas capacidades?

Las altas capacidades son un concepto complejo y multidimensional, que no se puede reducir a una simple medida de cociente intelectual (CI). Según la definición más aceptada, propuesta por el psicólogo Joseph Renzulli, las altas capacidades se dan cuando una persona reúne tres factores: una capacidad intelectual general elevada, una capacidad creativa que le permite generar ideas originales y novedosas, y un alto grado de compromiso con la tarea que le lleva a dedicar tiempo y esfuerzo a sus intereses y objetivos.

Estos tres factores pueden variar en intensidad y combinación, dando lugar a diferentes tipos de altas capacidades, como la superdotación, que se caracteriza por un CI muy alto (superior a 130), la precocidad, que implica un desarrollo cognitivo acelerado respecto a la edad cronológica, o el talento, que se refiere a un rendimiento excepcional en un área específica, como la música, el deporte o las matemáticas.

Además, dentro de las altas capacidades, existen también los casos de doble excepcionalidad, que se producen cuando el niño o la niña presenta, al mismo tiempo, alguna dificultad de aprendizaje o necesidad educativa especial, como la dislexia, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el autismo o la alta sensibilidad.

¿Cómo se pueden detectar las altas capacidades en los niños?

No hay una prueba única ni infalible para identificar las altas capacidades en los niños, ya que se trata de un fenómeno heterogéneo y dinámico, que depende de muchos factores, tanto internos como externos. Sin embargo, existen algunas señales que pueden orientarnos a la hora de sospechar que nuestro hijo o hija tiene este perfil. Algunas de estas señales son:

  • Un desarrollo precoz del lenguaje, la lectura, el cálculo o la motricidad.
    Una curiosidad insaciable, que le lleva a hacer muchas preguntas y a buscar información sobre diversos temas.
  • Una capacidad de razonamiento lógico, abstracto y crítico, que le permite resolver problemas complejos y encontrar soluciones creativas.
  • Una memoria excepcional, que le permite recordar datos, hechos, nombres o fechas con facilidad.
  • Un interés por el aprendizaje, que le motiva a explorar y profundizar en sus áreas de preferencia, ya sean académicas o extracurriculares.
  • Una sensibilidad artística, que le hace apreciar y expresarse a través de la música, la pintura, la literatura o el teatro.
  • Un sentido del humor sofisticado, que le hace entender y crear chistes, ironías o metáforas.
  • Una conciencia social y moral, que le hace preocuparse por los problemas del mundo y defender sus valores y principios.
  • Una autoexigencia y perfeccionismo, que le hacen buscar la excelencia y la satisfacción personal en todo lo que hace.
  • Una capacidad de liderazgo, que le hace influir y organizar a los demás en función de sus objetivos.

Estas señales no tienen que darse todas ni al mismo tiempo, ni tampoco garantizan que el niño o la niña tenga altas capacidades, pero pueden servirnos de indicadores para solicitar una evaluación psicoeducativa especializada, que nos permita confirmar o descartar esta posibilidad.

¿Qué podemos hacer para apoyar a los niños con altas capacidades?

Los niños con altas capacidades necesitan un apoyo adecuado tanto en el ámbito familiar como en el escolar, para poder desarrollar su potencial y su felicidad. Algunas de las acciones que podemos realizar para ayudarles son:

  • Reconocer y valorar sus capacidades, sin presionarles ni compararles con otros niños.
  • Fomentar su autoestima y su autoconcepto, ayudándoles a aceptarse y a quererse tal y como son, con sus fortalezas y sus debilidades.
  • Estimular su creatividad y su pensamiento divergente, ofreciéndoles actividades, juegos y materiales que les permitan expresar sus ideas y opiniones, y que les planteen retos y desafíos acordes a su nivel.
  • Enriquecer su currículo escolar, adaptando los contenidos, los métodos y los recursos a sus necesidades e intereses, y facilitando su participación en programas de enriquecimiento, aceleración o agrupamiento con otros niños con altas capacidades.
  • Promover su socialización y su integración, favoreciendo su relación con otros niños de su edad y de su nivel, y enseñándoles habilidades sociales y emocionales que les ayuden a comunicarse y a cooperar con los demás.
  • Orientar su vocación y su proyecto de vida, apoyándoles en la elección de sus estudios y de su carrera profesional, y animándoles a seguir sus sueños y sus pasiones.

Los niños con altas capacidades son niños con un gran potencial, que pueden aportar mucho a la sociedad y al mundo. Pero para ello, necesitan que les comprendamos, que les respetemos y que les acompañemos en su camino. Como padres, educadores y profesionales, tenemos la responsabilidad y la oportunidad de hacerlo.

Lo último en Bebés

Últimas noticias