Embarazo

Técnica de fertilidad de un siglo cobra actualidad

Técnica de fertilidad de un siglo cobra actualidad
Técnica de fertilidad de un siglo
0 Comentar

Numerosas son las parejas en todo el mundo que, por distintas circunstancias, no consiguen tener hijos de manera natural y rápida. De ahí que tengan que someterse a un tratamiento de fecundación in vitro. Sin embargo, es interesante saber que ahora se ha dado a conocer que hay una técnica de fertilidad de un siglo de vida que ha cobrado actualidad y que permitiría no tener que recurrir a la citada FIV: la Histerosalpingografía.

¿Quieres conocer qué es y en qué consiste? Te lo contamos todo a continuación:

La investigación

Un equipo de investigadores de Holanda y de Australia son los que han estado trabajando en la citada técnica médica que, como hemos mencionado, tiene cien años de vida. Los resultados que han conseguido con esta labor son los que no han dudado en darlos a conocer a través en la publicación “The New England Journal of Medicine”.

A fondo el proyecto llamado H2Oil, al frente del cual ha estado Ben Mol (Profesor del Instituto de Investigación Robinson de la Universidad de Adelaida), será presentado en una cita médica importante. Nos estamos refiriendo al Congreso Mundial de Endometriosis, que tomará como escenario la ciudad de Vancouver (Canadá).

¿Qué es la histerosalpingografía?

La Histerosalpingografía (HSG) es una técnica creada en el año 1917 que ahora ha sido objeto de estudio por parte de los investigadores del mencionado proyecto. Se trata de una actuación que se considera que consigue mejorar la fertilidad de las mujeres. ¿En qué consiste? Básicamente en proceder a lavar las Trompas de Falopio con aceite de semilla de amapola yodado.

En este caso, los investigadores lo que han hecho ha sido proceder a comparar los resultados que se obtenían con los lavados que se le habían hecho a mujeres bien con agua o bien con una solución de aceite. Exactamente, fueron 1.119 las féminas que se prestaron a participar en el proyecto.

Beneficios de la Histerosalpingografía

Además, si los responsables de la investigación han apostado por reconocer que es una estupenda alternativa es porque consideran que tiene tres beneficios fundamentales:

  1. Resulta mucha menos costosa, económicamente hablando, que otros tratamientos de fertilidad existentes.
  2. No hay que pasar por alto que se considera que no tiene ningún efecto secundario adverso.
  3. De la misma manera, se viene a indicar que evita que la mujer tenga que pasar por todos los cambios, situaciones y sensaciones que se viven durante un tratamiento de fecundación in vitro.

Los resultados

Según hemos podido conocer, las conclusiones a las que se ha conseguido llegar han venido a dejar patente que esta técnica de fertilidad, creada hace un siglo y desarrollada bajo rayos X, vuelve a cobrar actualidad:

  • Sin lugar a dudas, como lo demuestran los datos de estos últimos cien años, las tasas de embarazo entre mujeres infértiles aumentan considerablemente después de que sus trompas fueran lavadas con aceite o con agua.
  • Exactamente, se consiguió un 40 % de embarazos entre las féminas con problemas de fertilidad a las que se les lavaron las trompas de Falopio con aceite en los seis meses siguientes a esa acción.
  • En el caso de las mujeres en las que el procedimiento citado se realizó con agua, se produjo un 29 % de embarazos en el medio año siguiente a ese.

De esta manera, lo que se viene a dejar constancia es que optar por esta técnica de un siglo de vida es un acierto. Y es que observando los datos de éxito que consigue, evitaría que muchas de las féminas tuvieran que recurrir a un tratamiento de fecundación in vitro.

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, merece la pena conocer otros aspectos relevantes acerca de la Histerosalpingografía y de la investigación sobre la misma:

  • El aceite que se empleó no es más que Lipiodol Ultra-Fluid, una solución yodada que tiene en su fórmula lo que son semillas de amapola.
  • Los porcentajes de éxito conseguidos se refieren a mujeres que lograron su embarazo después de un único lavado de las trompas.
  • Hay que subrayar que los investigadores aún no pueden determinar a ciencia cierta el motivo de que la técnica citada triunfe. No obstante, han expuesto que desde que prácticamente se desarrolló se cree que es útil porque viene a eliminar o expulsar los “materiales” o “escombros” que no favorecen la fertilidad.

¿Qué te parece el hallazgo o puesta en valor de la Histerosalpingografía?

Síguenos en Facebook y estarás al día de todos y cada uno de los avances que vayan apareciendo en torno a la fertilidad y a las nuevas o tradicionales técnicas para lograr un embarazo.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias