Mamás y papás

Tu bebé te quiere. ¿Por qué?

Tu bebé te quiere. ¿Por qué?
bebe-quiere
Comentar

Muchas madres, especialmente las primerizas, sienten verdadero pánico a no saber actuar como tal, a no cuidar bien de sus hijos…Se meten una gran presión a sí mismas y cualquier pequeño error que cometen, como todo ser humano, lo convierten en una losa que cae sobre sus hombros. Eso les lleva a “autoflagelarse” y a pensar que sus pequeños las van a rechazar. Pero no, si tú piensas igual estás equivocada. Tu bebé te quiere, de eso no tengas dudas.

¿Por qué te ama? Sigue leyendo y lo descubrirás:

1-Lo has llevado nueve meses en tu interior

Sin lugar a dudas, el primer motivo por el que tu pequeño te ama es porque te has encargado de darle la vida y de permitir que crezca en tu interior durante nueve meses. Has tenido que sufrir síntomas de todo tipo, cambios físicos y emocionales, un parto…Pero, a pesar de todo, te ha compensado. No has dudado en entregarle tu cuerpo para que se fuera desarrollando y para que hoy pueda estar en tu hogar, llenando de alegría el mismo.

2-Estás a su lado siempre que llora

Como podrás imaginar, si tu hijo te quiere es porque eres su máxima protección, quien le cuida, quién no duda en acudir de manera inmediata cuando llora. Y es que el llanto es la única manera que ahora tiene de comunicarse, no puede hacerlo de otra manera, pero da igual porque tú siempre vas a su encuentro.

Desde el primer día, sabe que eres su principal apoyo, quien se preocupa por él, quien le da todo el cariño y la seguridad que necesita en cualquier momento, sea día o noche.

Tu bebé te quiere. ¿Por qué?

3-Te encargas de alimentarle

Aunque pienses que no eres buena madre o que no te ama, estás equivocada. Por los motivos que te hemos dado te quiere, pero también porque eres quien le da el alimento, que es el que necesita para poder crecer sano y fuerte.

En ese momento en el que le das el pecho o el biberón, disfrutáis juntos de un contacto piel con piel que a tu pequeño le encanta y le da seguridad, al tiempo que le transmite todo tu amor.

4-Le proteges y le mimas

Si hay alguien que esté en todo momento acariciándole, dándole cariño y actuando en pro de evitar que le suceda algo eres tú. Y por eso no únicamente te valora sino que te quiere, lo que te demostrará con una sonrisa, una caricia o acurrucándose en tu pecho.

5-Le ayudas a ir descubriendo el mundo

Por supuesto, otra razón de que tu hijo te quiera y lo haga desde el primer momento es porque le ayudas a ir descubriendo el mundo en el que vivís. Lo haces desde mostrándole nuevas texturas y sonidos hasta ayudándole a balbucear e incluso a gatear o a dar sus primeros pasos.

Eres su fuente de sabiduría, la que le enseña lo que necesita para ir adaptándose a este lugar en el que le ha tocado vivir.

6-Lo conviertes en tu prioridad

De muchas maneras es como demuestras a tu pequeño tanto tu amor desinteresado como que es tu principal prioridad. Y eso, aunque no lo creas porque no puede demostrarlo, lo sabe y lo valora. Tiene claro que te desvives por su cuidado, por su bienestar, por otorgarle todo lo que necesita. Y por eso te quiere, sabe que como una madre nada.

Tu bebé te quiere. ¿Por qué?

7-Juegas con tu hijo

No únicamente le bañas, le das de comer o le acunas cuando necesita descansar. De la misma manera, juegas con tu bebé y le haces disfrutar de momentos divertidos. Por eso, también te ama. Y es que sabe que le enseñas cosas pero, a la vez, haces que se lo pase en grande. Le encanta compartir tiempo contigo y seguro que, cuando pueda, te lo demandará.

Y es que esos instantes desprenden magia, son únicos y os ayudan a fortalecer de forma contundente el vínculo afectivo que ya tenéis desde el momento que fue engendrado. Un vínculo que irá haciéndose cada vez más fuerte y que se convertirá en pieza fundamental tanto de su vida como de la tuya propia.

Por todos estos motivos y otros muchos más, no dudes jamás que tu hijo quiere. Puedes cometer errores, algo que todo el mundo hace, pero eso no significa que seas mala madre o que no cuides a tu hijo como debes. Tu pequeño tiene claro, aunque no pueda decírtelo verbalmente, que eres su máximo pilar, quien le protege, quien le da todo lo que necesita y quien está dispuesto a todo con tal de que crezca sano y fuerte. Eso es una madre y por eso te ama, no lo dudes.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias