Embarazo

Una embarazada es secuestrada por un hombre que conoció en Internet

Una embarazada es secuestrada por un hombre que conoció en Internet
embarazada-secuestrada2
0 Comentar

La Red ha traído consigo numerosas ventajas, tales como poder permanecer en contacto permanente con personas que se encuentran a kilómetros de distancia. Sin embargo, también, en ocasiones, nos ha perjudicado en tanto en cuanto le ha dado “carta blanca” a delincuentes para cometer sus fechorías. Buen ejemplo de eso es la noticia que ahora nos ha conmocionado: embarazada es secuestrada por un hombre que conoció en una página web para ligar.

¿Dónde ha sucedido?

En Reino Unido es donde ha tenido lugar la historia que nos ocupa. Más concretamente en West Sussex, que es un condado al sur del país.

Los protagonistas

Dos podemos decir que son las figuras en torno a las cuales gira este suceso que, aunque pasó hace unos años, se ha dado a conocer ahora. Y es que ha sido en este momento cuando la víctima ha decidido compartirlo en pro de ayudar a otras mujeres a que no pasen por lo mismo.

Así, los dos protagonistas son los siguientes:

  • Marina Adams, de 44 años de edad y procedencia rusa. Una fémina que reside en Inglaterra y que decidió hacer uso de una web para encontrar al hombre de su vida. Sin embargo, lo que encontró fue a un delincuente que la sometió a todo tipo de vejaciones.
  • Alexander Volynets, un ucraniano de 39 años, que secuestró y violó a la mujer que había conocido a través de Internet y que ha cumplido condena por esos delitos.

El principio

En torno a seis años atrás hay que retrotraerse en el tiempo para poder encontrar el origen de esta historia que a nadie deja indiferente. Y es que fue en ese momento cuando Marina y Alexander se conocieron a través del portal de citas love.ru y comenzaron una breve relación, de la que quedó embarazada.

No obstante, pronto se acabó ese “amago” de pareja, entre otras cosas, porque la mujer descubrió que había sido engañada. En concreto, supo que el hombre tenía dos pasaportes, que contaba con una edad diferente a la que le había contado y que residía de manera ilegal en el país. Situaciones más que suficientes para tomar la decisión de dejar la relación.

Sin embargo, el varón parece que no estaba dispuesto a que todo acabara. De ahí que comenzara una auténtica acción de “acoso y derribo” hacia Marina. Al principio, le regalaba flores y le pedía una segunda oportunidad, incluso le propuso matrimonio, pero luego todo cambió. En concreto, entró en casa de la mujer en varias ocasiones rompiendo las cerraduras, le enviaba hasta cien emails en una única hora, la bombardeaba a llamadas telefónicas de madrugada…

Una embarazada es secuestrada por un hombre que conoció en Internet

La embarazada es secuestrada

Después de toda esa serie de situaciones de verdadero acoso, Alexander decidió actuar de manera más contundente cuando Marina, para conseguir que dejara de molestarla, le indicó que había empezado una nueva relación.

Así, una noche que sabía que la mujer estaba sola, entró en su casa y la amenazó llevando una granada en la mano. La retuvo por la fuerza y usando una frase auténticamente demoledora: “si yo no puedo, nadie puede”.

A partir de ahí comenzaron quince horas de verdadero sufrimiento para la gestante que fue víctima de violencia física y verbal y que sufrió dos violaciones por parte del hombre que había conocido por Internet. Un varón que le manifestaba en todo momento que no le rechazara ni intentara escapar porque eso podría suponer que perdiera a su bebé.

Consecuencias

Después de todas las vejaciones, humilladas y agresiones de todo tipo que cometió, Alexander se marchó de casa de Marina. Esta mujer estaba absolutamente devastada, pero pudo sacar fuerzas de donde creía que no las tenía para poder denunciar lo sucedido.

La policía detuvo al varón que, a pesar de declararse inocente, fue condenado a seis años de cárcel. Esto ocurrió en 2011, cumpliendo la mitad del encarcelamiento en Reino Unido y la otra, a partir de 2013, en su país de origen, donde estaba casado y tenía hijas.

Actualmente, la embarazada en aquel momento ha decidido compartir con todo el mundo su caso por dos motivos:

  • Porque quiere que cualquier persona extreme las precauciones respecto a quien conoce a través de las páginas para ligar. Y es que puede encontrarse con otro desalmado.
  • Porque desea hacer público que es posible que Alexander decida volver al país británico para vengarse. Esa situación hace que tenga miedo, pero también fuerza suficiente para luchar e incluso para mudarse si considera que es necesario en pro de su seguridad y de toda su familia.

Una historia escalofriante que, como la víctima reconoce a la publicación “Metro”, fue “un error de dos meses que arruinó varios años de mi vida”.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias