Embarazo

La cesárea. Cosas que debes saber

La cesárea. Cosas que debes saber
0 Comentar

Numerosas son las mujeres que, por determinadas circunstancias, no tienen un parto natural sino que se ven en la necesidad de traer sus hijos al mundo a través de una cesárea. Una intervención quirúrgica esta sobre la que existen numerosos mitos, algunos que son verdad y otros que resultan ser una auténtica mentira. Por ese motivo, vamos a poner ahora nuestro granito de arena en pro de ofrecer la información más necesaria al respecto.

Si sigues leyendo conocerás algunos datos que debes conocer que sí son absolutamente una certeza respecto a ese tipo de alumbramiento:

1-¿Despierta o dormida?

Una de las dudas que mantienen muchas mujeres respecto a este tipo de cirugía es si la misma se realiza estando esas dormidas o despiertas. En ese caso, la solución es muy clara: salvo casos de mucha gravedad, la fémina estará totalmente despierta, ya que lo que se le administrará será anestesia local para que únicamente no pueda tener dolor de cintura para abajo.

2-¿Cuándo se recurre a la cesárea?

En muchas más ocasiones de lo que podemos llegar a imaginar, los doctores recurren a la cesárea como el método más seguro para permitir el nacimiento de un niño. En concreto, lo habitual es que se opte por la misma en los siguientes casos habituales:

  • El bebé no está bien posicionado en el canal de parto para poder venir al mundo.

  • La madre sufre lo que se conoce como diabetes gestacional.

  • El niño cuenta con mucho peso.

  • Partos naturales que se alargan demasiado en el tiempo.

  • El pequeño tiene el cordón umbilical rodeado alrededor del cuerpo.

  • La mujer va a dar a luz gemelos o mellizos.

  • La mamá sufre de hipertensión.

  • La placenta está impidiendo la salida del bebé.

cesarea-2

3-Riesgos

Por supuesto, al igual que el parto natural, hay que tener en consideración que la cesárea puede entrañar sus riesgos, aunque en la actualidad y gracias a los avances médicos y a la cualificación de los expertos esos son mínimos. No obstante, podemos subrayar que las consecuencias adversas que puede traer consigo son estas:

  • Puede aparecer una severa infección.

  • Se puede producir una pérdida de sangre notable por parte de la madre.

  • El bebé puede llegar a sufrir algún tipo de daño que requiera asistencia médica.

4-La cicatriz

Uno de los aspectos que más preocupa a las embarazadas respecto a la cesárea es al hecho de conocer qué cicatriz les va a quedar. Y es que, como todos sabemos, esta intervención quirúrgica que nos ocupa requiere que los profesionales médicos lleven a cabo una incisión en la zona superior del hueso público de unos diez centímetros aproximadamente.

Respecto a dicha marca podemos decir que, de manera lógica, esa cicatriz va a permanecer ya para siempre en el cuerpo de las mamás. No obstante, hay que establecer que, salvo casos puntuales, hoy los médicos tienen mucho cuidado a la hora de realizar la citada incisión para que resulte lo menos visible que se pueda. De la misma manera, en muchos casos el crecimiento del vello púbico en la zona puede resultar muy óptimo para disimularla.

cesarea-3

5-La post-cesárea

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto el hecho de que la cesárea, al igual que el parto natural, requiere un tiempo de recuperación por parte de la mujer que ha sido sometida a la misma. En concreto, se establece que eso sí dicha operación requerirá no sólo que esa ya mamá pase un par de días más ingresada en el hospital que si hubiera tenido a su hijo de manera normal.

Pero no sólo eso, lo que es la post-cesárea se extenderá más en el tiempo, es decir, requerirá más tiempo de recuperación que si se hubiera traído al mundo al niño a través de un habitual parto vaginal.

Otros datos de interés

Si toda la información que te hemos dado a conocer respecto a la cesárea es importante, no lo es menos esta otra que te exponemos a continuación:

  • Se establece que toda mujer que ha sido sometida a una cesárea debe esperar como mínimo un año para volver a quedarse embarazada, ya que es la manera de asegurarse que su cuerpo se ha recuperado de la misma por completo.

  • Es muy habitual que las féminas estén manchando durante los veinte días siguientes a la intervención.

  • Las molestias que puede generar la cicatriz se pueden extender hasta los tres meses después de la cesárea.

  • Si después de traer al mundo a su hijo mediante esta operación, la mujer descubre que le pica demasiado la cicatriz, que la misma sangra o supura, o que la zona está muy enrojecida, debe acudir al hospital. Y es que esos síntomas pueden indicar que la herida está infectada o que necesita ciertos cuidados especiales.

Síguenos en Facebook y descubre, por ejemplo, toda la información relativa a los tipos de parto y su recuperación.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias