Fútbol

Han renovado con el club

Koke y Saúl: toda una vida en rojo y blanco

“Como en casa, en ningún sitio”. Eso dicen, y sí no, que se lo pregunten a Koke y Saúl. Ambos futbolistas acaban de firmar un contrato de larga duración – 2024 y 2026 respectivamente – que les unirá al Atlético de Madrid hasta que pasen los treinta años, una renovación que les hace tener una vida en rojo y blanco para siempre.

Ambos futbolistas se han convertido en ídolos de la afición. De los que gustan. Tanto Saúl como Koke se han formado en La Academia. Los dos cumplieron su sueño de llegar al primer equipo y consolidarse ante tanta llegada y salida. Pero aún hay más. Se han convertido en dos de los pesos pesados más importantes del vestuario, siendo líderes en el campo y en el vestuario, además de ser incuestionables en las alineaciones del Cholo Simeone.

Koke podría ser uno de esos futbolistas privilegiados de formar parte los one club men, aquellos jugadores que sólo han militado en un equipo. Llegó con ocho años a La Academia y ahora ha firmado un contrato hasta 2024, es decir, hasta que cumpla los 32. Lo dicho, toda una vida en rojo y blanco, que se tradujo en las lágrimas de emoción durante el acto de su renovación.

Por otro lado, Saúl ha ampliado su relación contractual con el Atleti hasta 2026. A sus 22 años ha estampado su firma con el club hasta que cumpla 31. Él llegó con 13 años a la cantera colchonera, donde se formó hasta debutar con el primer equipo en 2012. Tuvo que salir cedido para continuar con su crecimiento. Su destino fue el Rayo Vallecano, pero desde su regreso parece no tener techo y a su, aún temprana edad, parece un veterano.

Como todos, de pequeños tenían sus ídolos. Se fijaban en futbolistas de la casa, que habían llegado de la cantera y habían conseguido un hueco en el primer equipo. Los Antonio López, Fernando Torres o Gabi – estos dos últimos, compañeros de Saúl y Koke – han tenido que salir durante varias temporadas a pesar de ser ídolos de la grada.

Todo apunta a que los dos centrocampistas tendrán una vida en rojo y blanco, pese a que el pequeño de los Ñíguez tuviese una aventura en el Rayo, que a fin de cuentas también viste con los colores que caracterizan al Atlético. Los que un día fueron jóvenes promesas ahora son presente y futuro. Sobre todo futuro. Largo y prometedor. Los aficionados rojiblancos tendrán Koke y Saúl para rato, concretamente hasta 2024 y 2026.

Últimas noticias