El PP deja la gaviota a un lado y se abraza a la encina

El PP deja la gaviota a un lado y se abraza a la encina

El Partido Popular cambia de símbolo. Aunque sólo sea para la convención nacional de la formación que se celebrará en Sevilla los próximos días 7 y 8 de abril. Es sintomático este cambio radical. Dice un hombre con tanta autoridad en Génova 13 como Fernando Martínez-Maillo que "es el árbol más robusto, aguanta todo, tiene raíces profundas". No obstante, OKMACUTO sabe de buena tinta que en la propia dirección del PP hay quien dice que "las ramas chungas se cortan".

Una reflexión que entronca con la tolerancia cero que Mariano Rajoy y su equipo han mostrado ante cualquier comportamiento irregular dentro del partido. Cada tiempo de crisis merece una catarsis, y además de aguantar y mostrar fortaleza, la formación popular necesita regenerar su interior para afrontar el futuro con un exterior remozado que siga atrayendo a los votantes. Más si cabe con el auge naranja que inunda todas las encuestas. Ciudadano crece y crece y el padre debe dar una respuesta al hijo, que parece empecinado en sobrepasarlo.

De ahí que este cambio en la simbología no sea baladí. Además, es un guiño al sur, donde el Partido Popular redoblará esfuerzos para recuperar posiciones. Monago tiene muchas opciones de volver a la Junta de Extremadura y en Andalucía, el impulso se hace obligación. Así, la encina será la protagonista en Sevilla a principios de abril. Con el lema ‘Contigo crece España’, el Partido Popular quiere crecer también tras su cónclave.

Lo último en OK Macuto