Perros

¿Cómo cuidar a un perro neonato sin madre?

En ocasiones la mamá perrita fallece tras tener a sus cachorros, o estos se ven separados de ella. ¿Cómo cuidar a un perro neonato sin madre?

Perro neonato
Cuidados de un perro neonato sin madre

Un perro neonato sin madre depende de sus amos para sobrevivir, pero no es imposible. Durante las primeras semanas hay que dedicar especial atención y amor. El cuidado adecuado consiste en tratar factores como el calor corporal, una cuna segura, la higiene canina y de sus accesorios, una alimentación periódica y ajustada a sus necesidades. Te mostramos como cuidar al recién nacido que ha quedado huérfano, para que pueda crecer saludable.

El calor de su cuerpo

Un perro neonato no tiene la capacidad de controlar su temperatura corporal. Al estar solo adquiere la temperatura ambiente. La manera de asegurar un equilibrio saludable es ubicarlo en un lugar seco, cálido y protegido. Una disminución de su temperatura les quita el apetito y podría tener consecuencias fatales.

Cuna a medida para un perro neonato

Los primeros días, los cachorros pasan la mayor parte del tiempo en sus cunas, es decir es un lugar fundamental para su evolución. Una caja de cartón, no muy amplia y alejada de la corriente de aire, puede ser una buena cama casera. En la base hay que colocar diarios que alejan del frío del suelo.El perro neonato sin madre

Dentro de la cuna unas mantas le dan al animal el calor necesario si están solos. Cuando se trata de varios perros neonatos, es muy positivo que duerman juntos para que se ofrezcan calor corporal. Es importante estar atentos a que no se asfixien si las mantas son mullidas. Por último, estos cachorros están adaptándose al mundo y necesitan de mucha tranquilidad en esta etapa.

Cachorro y accesorios limpios

El perro neonato se higieniza con un paño humedecido en agua tibia con suavidad. Por un lado, se limpia su boca después de los alimentos y por otro la zona del ano. En este periodo de su crecimiento está prohibido bañar al perro para evitar enfermedades.

Con respecto a los accesorios como los biberones y sus tetinas, se esterilizan al igual que lo hacen con los niños. Una opción es hervirlos en agua durante unos minutos. Los que tengan en casa un esterilizador es el momento de usarlo.

La alimentación de un perro neonato

Los perros recién nacidos se alimentan con leche maternizada artificial con el uso de un biberón. Es importante renovar y echar alimento cada 3 horas aproximadamente y en un mínimo de 10 ml por toma. En las veterinarias te aconsejarán sobre la mejor leche para el perro recién nacido.

Jamás hay que dar la leche al cachorro en la posición en que se acuna a un bebé. Este acto tierno genera que la leche vaya a sus pulmones y cause ahogamientos. Se lo despierta y estimula a beber en cuatro patas.

Es hora de que pongas en práctica estos consejos y cuides a tu perro neonato con tranquilidad. ¿Te animas a ser su madre adoptiva?

Lo último en Mascotas

Últimas noticias