A seis días de las elecciones generales en el país

La extrema derecha de la AfD afirma que el Islam es una “amenaza para la paz en Alemania”

AfD
Alexander Gauland, líder del partido de extrema derecha alemán AfD.
Comentar

En la última semana antes de las elecciones generales de este domingo, la formación de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán), ha tomado la posición más vehemente y explícita hasta la fecha contra refugiados, inmigrantes y todo lo que no suene a ‘raza autóctona’. Según el partido que está llamado a convertirse en la tercera fuerza política del país, el Islam supone “una amenaza inmediata para la paz nacional”.

Así se ha expresado Alexander Gauland, líder de la AfD, en vísperas de la jornada en la que la formación política aspira a entrar en el Bundestag por primera vez. Y todos los sondeos prevén que lo hará con enorme fuerza.

AfD fue fundada como consecuencia de un movimiento euroescéptico surgido en Alemania en 2013. No obstante, en los últimos meses ha centrado su atención en el Islam y la inmigración, aprovechando el rechazo generalizado a la decisión de la canciller alemana, Angela Merkel, de acoger a cientos de miles de refugiados en 2015.

Gauland, el principal candidato de la AfD de cara a los comicios del próximo 24 de septiembre junto a Alice Weidel, ha dicho que “se están produciendo cambios muy preocupantes en Alemania” y que “la creciente islamización de la sociedad alemana pone en jaque el Estado de Derecho alemán”.

AfD
Alice Weidel, candidata de la ultraderechista AfD a las elecciones generales.

Gauland ha añadido que la AfD va a proponer una serie de cambios drásticos, como la prohibición del uso del velo para cualquier tipo de funcionaria pública, la prohibición del uso de minaretes y de la llamada al rezo y un registro obligatorio de todas las mezquitas del país.

En un documento publicado por el partido este lunes con motivo de una conferencia de prensa, AfD ha dicho que no considera al Islam como una religión sino como “una doctrina político-religiosa” que no se diferencia en nada del islamismo radical. El comunicado emitido también establece que el “Islam no pertenece a Alemania”, en referencia a unas declaraciones hechas por la canciller en 2015 en las que aseguraba lo contrario.

De acuerdo con el último registro realizado en 2016, hay cerca de 4,7 millones de musulmanes viviendo en Alemania, lo que representa cerca del 6% de su población total. Alrededor de un 45% de ellos tienen ciudadanía alemana.

Últimas noticias