EL NEGRERO NEGRE Y SU BANDA (IX)

Negre engañó a un menor que trabajó gratis para él: «Tenía 14 años y pasé sábados sin ver a mi familia»

Javier Negre
Javier Negre

Javier Negre, tal y como sus propios ex trabajadores denuncian, es un hombre sin escrúpulos. Y buena muestra de ello es que llegó a engañar a un menor de edad de sólo 14 años para que trabajara con ellos. Según ha explicado el propio joven a OKDIARIO, este joven trabajó en el equipo de redes bajo el mando de Álvaro Piqueras, que ya denunció las tropelías del director del pseudocanal de Youtube. “Negre me vendió la moto de una manera increíble”, explica cuando recuerda cómo entró a la empresa en cuyo accionariado están Carlota y María José Álvarez (Eulen) o María y Carmen Cordón Muro (ex propietarias de Quirón Salud).

“Yo entré en Estado de Alarma porque conocí a Javier en una convención del PP. Estuve hablando unos diez minutos con él y enseguida me dijo que me uniera al equipo de Estado de Alarma como voluntario”, subraya el menor, que asegura que Negre le dijo “que se me recompensaría por mi trabajo… aunque nunca supe a qué se refirió con recompensarme por mi trabajo”.

Y es que, por supuesto, nunca cobró ni un euro. “Yo creía mucho en el proyecto porque era seguidor. Le dije que vale, siempre y cuando mis estudios no se vieran afectados, que yo ayudaría. Me metió en el equipo de redes, mi jefe era Álvaro Piqueras. Yo aprendí mucho en el equipo, pero me di cuenta de que algo estaba pasando porque en un grupo de Wahatsapp que teníamos sin Negre empecé a ver ciertas cosas que no me gustaban nada. Vi cómo se quejaban del trato que recibían de Negre”, relata el menor.

“Yo ahí dije, joder, si sus empleados lo están pasando tan mal, este ambiente no me gusta”, continúa este ex voluntario a la fuerza de Negre. “Me vendió la moto de una manera increíble”, exclama. El joven, con el paso de los días, fue cerciorándose de que algo iba mal: “Sacaba cortes, publicaba noticias… Negre me pedía cosas constantemente. Pero ya me di cuenta de que no era una buena persona. Tenía a todos sus empleados quemados. Yo lo veía en mis compañeros”.

“Ya no me parecería feo porque Javier Negre es un hijo de… su madre, pero entonces me parecía feo irme”, relata el menor. Sin embargo, a los pocos días, y sin noticias sobre la “recompensa” prometida, decidió abandonar el proyecto. Eso sí, todavía se arrepiente de esas semanas trabajando para él: “Yo tenía entonces catorce años. Y he estado sábados sin hacer planes con mi familia por trabajar para Negre. Tenía que sacar cortes, seguir manifestaciones, todo… No creo que me pueda reprochar mucho”.

 

Javier Negre manifiesta

Lo último en España

Últimas noticias