El emotivo homenaje de sus compañeros a los agentes del CNI asesinados en Irak

Comentar

Este jueves se cumplen 15 años del atentado más grave que han sufrido profesionales de los servicios de inteligencia españoles, dependientes del ministerio de Defensa, en su historia. Fue un 29 de noviembre de 2.003. Ocurrió en Latifiya  al sur de Bagdad, un grupo de terroristas atentaron contra dos vehículos en los que viajaban ocho agentes del CNI. Les tendieron una emboscada y asesinaron a siete de ellos, solo uno salvó la vida de milagro.

En el lugar de la tragedia 

Los compañeros de los fallecidos han hecho público un vídeo en el que recuerdan el suceso y ponen en valor la vocación y el servicio a la patria de los agentes asesinados.

Una avión  de las Fuerzas Armadas de la brigada ‘Fask Force Toro’  ha sobrevolado la zona de la emboscada y un grupo de soldados, hombres y mujeres destinados en Irak, ha mostrado una serie de carteles que homenajean a los fallecidos. Sobre imágenes de la zona hoy día se puede leer en los carteles presididos por una bandera de España: “Los demandó el honor y obedecieron. Los requirió el deber y lo acataron.  Con su sangre la empresa rubricaron, con su esfuerzo la patria engrandecieron. Fueron grandes y fuertes porque fueron fieles al juramento que empeñaron. Por eso como valientes lucharon y como héroes murieron”.

Por todos los caídos por la patria 

Sobre una música de gaitas el homenaje acaba con unas letras impresas en la imagen: “Por la patria morir fue su destino. Querer a España su pasión eterna. Servir en los Ejércitos su vocación. No quisieron servir otra bandera. No quisieron andar otro camino. Ni supieron vivir de otra manera. En recuerdo de todos nuestros compañeros caídos… De todos los tiempos y lugares que murieron cumpliendo su deber”. Este gesto ha sido una iniciativa de los soldados desplazados en Irak para la que ha dado permiso el Ministerio de Defensa que dirige Margarita Robles.

Últimas noticias