Moncloa culpa a la Casa del Rey de que Sánchez usurpara el lugar del jefe del Estado en el besamanos

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez saluda a los Reyes.
Comentar

La Moncloa ha defendido que Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez, “siguieron en todo momento las indicaciones de protocolo” de la Casa del Rey para justificar el “error” de que, durante el besamanos, se colocasen en la misma línea de saludo con los monarcas. En fuentes gubernamentales califican además de “anécdota” lo sucedido.

Desde que se produjo el ‘incidente’, han circulado varias versiones. Fuentes del Gobierno explicaron en un primer momento a OKDIARIO que a Sánchez se le indicó que debía permanecer en la línea de saludo en espera del resto de poderes del Estado para hacerse una foto de grupo, algo que no ha sucedido nunca anteriormente. De hecho, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, la siguiente personalidad política en saludar a los monarcas, se sorprende por la escena y el error cometido por Sánchez y su esposa, y se ve obligada a saludarlos. Algo que revela que no existía tal indicación, o, al menos, que Pastor no tendría conocimiento de ella.

En una versión posterior, se informó de que la idea era que el jefe del Gobierno y los representantes del Estado caminaran algo más tras saludar a los reyes e hiciesen tiempo hasta que llegase el siguiente grupo de invitados, conformado por los ministros.

Lo cierto es que, aunque así fuese, resulta chocante que Sánchez y su mujer se pongan a saludar al resto de invitados. Y que, en cuestión de segundos, y tras advertir el error, el servicio de protocolo de Casa Real le indicase a Sánchez que debía continuar el recorrido hacia el salón donde se celebraba el cóctel.

Últimas noticias