Ronda ahora los 50.000 dólares

El uso como moneda de curso legal y otros factores que pueden aupar al bitcoin hasta los 100.000 dólares

Bitcoin maximo
Imagen del bitcoin.

Cada vez más voces apuntan que el bitcoin alcanzará los 100.000 dólares para cerrar el año, un nivel que supondría duplicar su valor en lo que resta de ejercicio, ya que actualmente la criptodivisa más famosa del mundo ronda los 50.000. Tras la fuerte corrección sufrida desde máximos, a su favor juega la reactivación del mercado, su utilización como reserva de valor y su alta demanda y adopción. Este martes El Salvador se convierte en el primer país en convertirla en moneda de curso legal.

La ley que permite la circulación del bitcoin como moneda en El Salvador junto al dólar estadounidense acaba de entra en vigor y se convierte en la primera nación en el mundo en dar ese paso. Javier Molina, experto en criptoactivos, califica este hecho como un “hito”, aunque reconoce que hay que “cogerlo con pinzas” al tratarse de un país menor. Sí podría beneficiar al bitcoin si este es un paso intermedio y a este país le siguen otros para avanzar en el proceso de “bitcoinizar la economía”.

El Salvador toma la iniciativa en un momento en el que muchas voces sitúan a la criptodivisa más famosa del mundo en los 100.000 dólares a cierre de año. Así lo consideran, por ejemplo, en Bloomberg. Entre las razones de más peso para hacer estas proyecciones se encuentra la escasez de la criptodivisa y el éxito del ecosistema. Sobre la primera cuestión, hay que recordar que el número de bitcoin es limitado.

La cantidad de bitcoins que puede llegar a existir es finita y está establecida en 21 millones de unidades.Para mantener el número de criptodivisas bajo control, cada cuatro años se produce el ‘halving’ un proceso automatizado de reducción a la mitad de los bitcoins que reciben los mineros como recompensa. La última vez que tuvo lugar este proceso fue en mayo de 2020 y los años posteriores a que ocurriera el activo creado por Satoshi Nakamotose ha revalorizado fuertemente. La oferta limitada tira de la demanda y eso provoca subidas en el precio.

La asociación del bitcoin como reserva de valor asemejándolo al oro y el cambio generacional entre los inversores, con la llegada de generaciones más jóvenes y más digitalizadas, también sirven para impulsar el activo. Y mientras se incrementa su adopción, el interés que las grandes compañías financieras de Wall Street han mostrado por el mundo cripto han ido creciendo. BNY Mellon, Mastercard, Morgan Stanley, Blacrock o JP Morgan tienen exposición a las criptodivisas de una forma u otra. “Es un ecosistema mucho más desarrollado, más maduro y con muchas más opciones. Esas soluciones que sí aportan valor y diferencias se vislumbran mucho más”, indica Molina.

Pero al igual que hay quienes ven un futuro prometedor para las criptodivas, otros consideran que son una burbuja. Así lo expresó hace unos días el famoso gestor del hedge fund Paulson & Co, John Paulson, quien consideró que estos activos no tienen valor intrínseco. “Mientras tenga utilidad no va a valer 0”, subraya Molina. En cualquier caso, no hay que olvidar la alta volatilidad que tienen estos activos. Tras las fuertes subidas registradas en la primera parte del año, hasta alcanzar máximos históricos por encima de los 60.000 dólares, el bitcoin vivió una corrección que tiró el precio hasta los 30.000, nivel en el que parece que se ha formado un suelo al volver a encontrar demanda.

Antes de pensar en los 100.000 dólares, los analistas de IG consideran que el bitcoin se enfrenta al reto de consolidar la cota de los 50.000 dólares. “Seguirá estando en el ojo de muchos inversores, los cuales intentarán aprovechar la volatilidad de la criptomoneda para buscar rentabilidades en el muy corto plazo, una criptodivisa que ahora mismo pone todas las miradas en los 55.000 dólares”, añaden.

Lo último en Economía

Últimas noticias