Es la peor época del año para los blancos

La cuesta de enero, un infierno para el Madrid

benzema
Benzema, en el partido ante la Real Sociedad. (AFP)

El Real Madrid lleva cinco temporadas consecutivas siendo incapaz de arrancar bien el año. En este 2019 ya lleva dos pinchazos de tres partidos. 2014 fue la última vez que ganó sus primeros cuatro partidos del año

Enero es el mes con el que siempre un año arranca y también es el mes que se hace enorme para muchos españoles, que tras los atracones de las Navidades sufren la cuesta de enero con la subida de muchos precios. En el mundo del fútbol la cuesta de enero se basa en unos primeros partidos de año en los que los jugadores se tienen que volver a reenganchar tras dos semanas sin fútbol y, especialmente, unos días en los que se está con la familia y se desconecta del fútbol. Y eso el Real Madrid lo nota otra vez este año, pero no es ni mucho menos una cosa aislada.

El Real Madrid ha empezado mal el 2019. Como el 2018. Y el 2017. Y el 2016. Y el 2015. La única vez que el equipo blanco arrancó un año bien fue en 2014, cuando hizo pleno de victorias. Lleva cinco inicios malos que demuestran que el Real Madrid tiene un problema en los primeros partidos de año. Esta vez empató ante el Villarreal (2-2) y perdió ante la Real Sociedad (0-2) en los dos primeros encuentros del año. Una sola victoria en los tres primeros encuentros.

Los malos inicios de año en el Real Madrid

Suelen ser cuatro los primeros partidos de cada año hasta que se llega a mitad de enero: dos de Liga y dos de Copa del Rey. En 2019 el cuarto es el de este domingo ante el Betis, en el que podría mitigar un poco la caída. Sin embargo, en 2018 fue similar al actual arranque de año. Ganó el primer encuentro, ante el Numancia en Copa del Rey (0-3), pero después empató ante Celta de Vigo (2-2) y Numancia (2-2) y perdió ante el Villarreal (0-1). Una victoria de cuatro partidos.

2017 fue algo mejor, pero tampoco para tirar cohetes. El Real Madrid ganó sus dos primeros partidos (Sevilla en Copa por 3-0 y Granada en Liga por 5-0) pero empató después en el Pizjuán (3-3) y perdió nuevamente en el Pizjuán en Liga por 2-1. Dos victorias de cuatro duelos.

2016 fue el ‘mejor’ año y ni siquiera pudo ganar los primeros cuatro partidos. Primero se empató en Mestalla (2-2), encuentro que provocó la destitución de Benítez, y con el efecto Zidane se ganó a Deportivo (5-0) y Sporting (5-1) pero se empató en el Villamarín (1-1), donde este domingo juega el Madrid. No hubo aquél año Copa por la eliminación por alineación indebida de Cheryshev en Cádiz.

El arranque de año fue también horrendo en 2015. El Madrid perdió en Valencia (2-1) y en el Calderón en Copa (2-0) y solo fue capaz de ganar al Espanyol (2-0), para después empatar ante el Atlético en la vuelta de Copa (2-2).

Hay que irse a 2014 para recuperar la última vez que el Real Madrid ganó sus primeros encuentros del año: 3-0 al Celta de Vigo, 2-0 a Osasuna (Copa), 0-1 al Espanyol y 0-2 en El Sadar de Pamplona (Copa).

Últimas noticias