¿Qué zona del cerebro controla nuestras emociones?

Emociones
¿Qué zona del cerebro controla nuestras emociones?
Comentar

¿Conoces el sistema límbico y cómo funciona?

Desde tiempos inmemoriales hemos culpado al corazón de nuestros sentimientos más profundos, manteniendo al cerebro como responsable de las decisiones más sensatas y juiciosas. Pues bien, es hora de enmendar este terrible error. Lo cierto es que el cerebro es el órgano que se encuentra detrás de todas nuestras emociones, a través del famoso sistema límbico.

¿Qué zona del cerebro controla nuestras emociones?
El sistema límbico influye en nuestro estado de ánimo.

Se trata de una red de neuronas situada en el encéfalo que afecta de manera directa en el comportamiento humano, debido a su gran influencia en los estados de ánimo. El miedo, la alegría, la tristeza, la rabia… Todos los sentimientos que experimentamos en nuestro día a día tienen una base neurológica en esta red. Además, el sistema límbico afecta a todo lo relacionado con el placer, en su definición más básica. Como por ejemplo, a la hora de practicar sexo o disfrutar de una deliciosa comida.

De igual forma, nuestras emociones afectan a otros campos de actuación del ser humano, como la concentración o el aprendizaje. Cuando nos sentimos tristes o preocupados, nuestra capacidad para centrarnos en una tarea importante resulta más complicado, ¿verdad? Pues el sistema límbico es el culpable de ello.

Partes del sistema límbico

¿Qué zona del cerebro controla nuestras emociones?
El hipotálamo y el hipocampo forman parte en la creación de emociones.

Esta red de neuronas es complementada por otras partes del cerebro próximas al sistema límbico. El hipotálamo y el hipocampo son dos de las más importantes. El primero es el encargado de liberar todas las hormonas resultantes por el organismo, mientras que el segundo controla los procesos mentales relacionados con la memoria. Este además nos permite recordar y memorizar las experiencias más trascendentales de nuestra existencia, aquellas que influirán más tarde en el modo de actuación.

¿Qué zona del cerebro controla nuestras emociones?
Las amígdalas están relacionadas con la respuesta emocional del individuo.

La amígdala también forma parte de este proceso, pues está vinculada a la respuesta emocional que despiertan ciertas situaciones. Y por último, la corteza orbitofrontal. Envía las órdenes emocionales hacia el lóbulo frontal, el encargado de la planificación de nuestras acciones. Sin embargo, este no es su papel más importante, sino que también asume la responsabilidad de detener los impulsos irracionales de los que el ser humano muchas veces se arrepiente.

Últimas noticias