Música

Las ‘Noches de Verano’ de Caixaforum Barcelona triunfan con su apuesta por la música electrónica de vanguardia [FOTOGALERÍA]

Lawrence English en las 'Noches de Verano' de Caixaforum Barcelona. Foto: Patricia Nieto Madroñero
Lawrence English en las 'Noches de Verano' de Caixaforum Barcelona. Foto: Patricia Nieto Madroñero
0 Comentar

Las ‘Noches de Verano’ de CaixaForum Barcelona han dejado muy buen sabor de boca y han demostrado ser un escaparate de la cultura más actual. Durante los miércoles de julio y agosto hemos podido disfrutar de diversas actividades culturales relacionadas con la música: noches de swing, conciertos de percusión y electrónica, entre otros. Propuestas a medio camino entre la fiesta y la culturización que ayudan en el proceso de integración artística de algunas disciplinas musicales.

PINCHA AQUÍ PARA VER LA FOTOGALERÍA

En cuanto al ámbito electrónico de la música, la promotora Delicalisten organizó dos veladas protagonizadas por figuras decisivas del panorama electrónico actual. Los artistas Loke Rahbek, Varg, Babyfather y Lawrence English (sin duda la guinda del pastel) visitaron la ciudad condal para ofrecer sus arriesgados directos. Actuaciones que encajan mejor en un museo que en una discoteca.

Las efímeras e insulsas burbujas de champán de Varg

Varg le dedicó más atención a esta botella de champán que a su actuación. Foto: Patricia Nieto Madroñero
Varg le dedicó más atención a esta botella de champán que a su actuación. Foto: Patricia Nieto Madroñero

La primera noche dedicada a la electrónica dentro de este ciclo se celebró el pasado 26 de Julio y consiguió reunir, en el hall del edificio CaixaForum Barcelona, a dos de los máximos referentes del año: Croatian Amor (el proyecto ‘ambient’ del artista danés Loke Rahbek) y el sueco Jonas Rönnberg (aka Varg, sin duda uno de los mejores productores del año) con su musa Anna Melina. La noche arrancó un poco más tarde de lo anunciado, vimos llegar a un Loke Rahbek tranquilo, vestido totalmente de negro y con su característico peinado noventero a tazón.

Entre el público se apreciaba mucho merchandising de Posh Isolation (el sello que dirige Loke) y cuchicheos de jóvenes que por fin verían a su ídolo cara a cara.

El espacio comenzó a llenarse de humo y el artista apareció en el escenario con su equipo rodeados por sendas plantas y una luz intensa que convertían el conjunto en una oscura silueta frente a la pantalla de visuales. Los acordes de ‘An Angel Gets His Wings Clipped’ rebotaron en el recinto, diáfano y de techos altos. Loke desarrolló un directo de casi una hora con el característico sonido, duro y angelical, de su alter ego artístico Croatian Amor.

El artista acompañó su actuación con visuales que mezclaban diferentes referencias culturales: cortes de Ghost in the Shell (la película original de manga, no la reedición hollywoodiense), de ‘El Quinto Elemento’ de Luc Besson, desfiles de Victoria´s Secret o una app de chat usada por él mismo. Una actuación que, para bien o para mal, no dejó indiferente a nadie.

Croatian Amor. Foto: Patricia Nieto Madroñero
Croatian Amor, con una imagen de ‘El Quinto Elemento’ de fonfo. Foto: Patricia Nieto Madroñero

La segunda actuación de la noche, la de Varg, empezó apenas a media hora del final anunciado. El escenario se tiñó de rojo mientras Anna Melina  (musa y pareja del artista) y Varg se servían, tranquilamente, una copa de champán y repartían flores por el escenario. Todo parecía ir en buen camino hasta que, tras la primera incorporación de la voz de Anna, hubo que parar el show por problemas con el nivel de sonido del micro. A partir de aquí todo fue cuesta abajo.

Desgraciadamente, quedo evidente la falta de entendimiento de los técnicos de sonido con Varg, así como la falta de interés por parte del artista en desarrollar un directo competente. Mostrando una actitud indiferente hacia el público, en todo momento, y más preocupado por no ver la copa de champán vacía que de su actuación, Varg no cumplió con las expectativas. No solo su actuación fue cuesta abajo, si no que en ningún momento Varg se preocupó por encontrar los frenos.

Lawrence English: la perla de las ‘Noches de Verano’ de CaixaForum

La segunda jornada dedicada a la electrónica dentro del ciclo ‘Noches de Verano’ se celebró el miércoles 9 de Agosto y contó con los directos de Babyfather y Lawrence English.

El músico, ingeniero y escritor australiano Lawrence English es uno de los músicos de ambient mas apreciados de la actualidad y es dueño del sello Room 40. Su directo fue una pieza impecable que la mayoría del público disfrutó sentada en el suelo del recinto, a petición del propio artista. Un directo progresivo, profundo y apabullante.

Lawrence English. Foto: Patricia Nieto Madroñero
Lawrence English. Foto: Patricia Nieto Madroñero

Sin duda, el de Lawrence English fue el mejor de los shows ofrecidos por el ciclo. Con una puesta en directo efectiva y sencilla, Lawrence consiguió sumergir al público en su universo musical. Y el público no quería regresar a sus vidas.

En esta ocasión, el horario del programa se cumplió de manera más religiosa y tras una pequeña pausa (en la que Lawrence habilitó un pequeño rincón para ofrecer sus publicaciones y atender a todo aquel que quisiera compartir impresiones) comenzó el directo de Dean Blunt con su proyecto Babyfather, donde colabora con el cantante Gassman D. y con DJ Escrow.

El directo, como ya anunciaba la programación, diferió bastante del sonido de las publicaciones y si bien pudimos apreciar algunos hits de la formación como ‘Meditation’ (co-producido por Arca), la incorporación de estructuras experimentales de ruido, logró echar del recinto a los oídos más sensibles.

Bayfather. Foto: Patricia Nieto Madroñero
Bayfather. Foto: Patricia Nieto Madroñero

Los últimos 15 minutos de su actuación (protagonizados por un ruido atronador y, cuanto menos, desagradable) un gran porcentaje de los presentes tuvieron que salir del recinto debido al volumen exageradamente alto de la música de Babyfather. Una actuación que los fans incondicionales del artista calificarían de perfecta, pero que el público menos ‘fanático’ recordaría como el concierto en el que perdieron la capacidad de escuchar varias frecuencias de sonido.

Últimas noticias

Lo más vendido