Noticias

Viral: la emotiva carta de un hombre a su esposa encargada del cuidado de los hijos

Viral: la emotiva carta de un hombre a su esposa encargada del cuidado de los hijos
0 Comentar

Numerosas son las mujeres que en algún momento de su etapa como mamás se han sentido sobrepasadas, agobiadas, estresadas y, sobre todo, incomprendidas por parte de sus parejas, que no han valorado en ningún momento la labor que estaban haciendo cuidando de sus hijos, al tiempo que se encargaban de las tareas del hogar o realizaban su trabajo fuera de casa.

Sin embargo, hay otras que tienen la fortuna de que no sólo cuentan con el respaldo de sus seres queridos sino también su admiración. Y precisamente eso es lo que sucede en el caso que se ha vuelto viral. Nos estamos refiriendo a un hombre que no ha dudado en escribir una emotiva carta a su esposa en la que le reconoce todo el trabajo y esfuerzo que realiza a diario con sus hijos.

Los protagonistas

Dos podemos decir que son las figuras en torno a las cuales gira la historia que ahora ha saltado a los medios de comunicación. Nos estamos refiriendo a una pareja formada por Kate y Scott Douglas, que han formado una hermosa familia junto a sus dos hijos: Spencer, de 5 años y que sufre una patología de tipo crónico, y Fraser, que cuenta con 2 años de edad.

El origen de todo

La mamá de esta familia no trabaja fuera de casa pues, fundamentalmente por las necesidades de su primogénito y por la edad del segundo, está centrada y dedicada en cuerpo y alma al cuidado de ambos y al mantenimiento del hogar.

Unas labores estas que en una de estas pasadas jornadas llevó a cabo como es habitual. Sin embargo, la misma fue realmente dura por distintas razones. En concreto, porque tuvo que llevar el mayor al hospital llevando también consigo al pequeño, que no paró de correr y saltar por el centro médico; tuvo que estar en casa prestándole especial atención a Spencer, Fraser pintó paredes con rotuladores al tiempo que echó pintura en la pecera y puso un sinfín de obstáculos para vestirse…Vamos, que vivió uno de esos días “horripilantes” que a más de una madre le dejan con los nervios a flor de piel.

esposo-2

La carta

Cuando Scott llegó a casa después del trabajo se topó con que su esposa estaba realmente agotada y agobiada por el día que había tenido. Por eso, su chico quiso animarla. ¿Qué hizo? No dudó en hacer uso de su perfil en la red social Facebook para escribirle una carta muy emotiva en la que venía a reconocer su esfuerzo, su sacrificio y, sobre todo, lo importante que es tanto para sus hijos como para él mismo.

esposo-1

En concreto, dio forma a una misiva, que se ha convertido en viral y que reza así:

“Después de un mal día en el trabajo, no hay nada mejor que fichar a la salida. Algunos días llego a casa y me encuentro a mi mujer cansada, exhausta, frustrada y sobrepasada por los retos de ser madre. Al contrario que yo, ella no tiene una hora de salida ni le compensan las horas extra ni consigue un bonus por el esfuerzo que pone en el día a día. No tiene bajas por enfermedad, vacaciones remuneradas, ni fines de semana, ni puentes ni está deseando que haya un festivo para acortar la semana.
El 5 de marzo de 2011 ella fichó en su trabajo como madre. El 8 de junio de 2014 empezó un turno extra. Dos niños que nunca paran, que suponen un reto como madre. Ella nunca ha pedido un aumento de sueldo o ha buscado otro trabajo. Así que, aunque hoy ha sido duro y te has sentido despreciada e insegura, si has supuesto una diferencia en sus vidas… así ha sido realmente tu día:
Tus hijos se despertaron en sus cálidas camas, lavadas y hechas con amor por ti. Comieron el desayuno que fue planificado por ti hace una semana cuando escribiste la lista de la compra. Preparaste la comida para uno de ellos, para que la llevara al centro de día, de la cual te preguntaste si era lo suficientemente sana o si se quedaría con hambre. Mientras, hacías equilibrios con el otro en tu brazo, tu pierna, tus hombros… Lo dejaste en el centro de día, donde pasaste una hora consolándolo porque tenía un mal día, y le aseguraste que mamá siempre estaría ahí para él.
Volviste a casa para pasar el día con el de dos años, manteniendo conversaciones y enseñándole a usar el cuarto de baño, a pasar de bebé a chico mayor. Lo dejaste en la cama para una siesta, segura de que tenía energía suficiente para el resto del día, aunque sabías que tú no la tenías. Pasaste el resto del día entre tareas domésticas, tareas domésticas y más tareas domésticas. Después de todo esto y un mínimo descanso, recogiste al mayor del centro de día, pediste citas para asegurarte de que estén lo más sanos posible, te aseguraste de que cenaran, tuviste tu primera conversación con un adulto a la hora de cenar, mientras no dejabas de ser una madre y tratando de resolver los problemas del mundo.
Así que, cuando tú ves un mal día, yo veo a una mujer maravillosa que nunca se pone enferma, nunca abandona, nunca les vuelve la espalda a los días duros y que tiene el poder de irse a la cama sabiendo que todo volverá a pasar mañana. Eres una madre increíble y maravillosa. Aunque no te lo parezca, eres lo más maravilloso en la vida de estos niños y te queremos por todo lo que haces”

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias