Salud

Nueva crisis en el Govern de Armengol por el concurso a la carta de 9 centros de salud

Los socios secesionistas del PSOE rechazan la exclusión de las empresas de Baleares en esta licitación de 86 millones

Lluís Apesteguia: "Desde Més per Mallorca siempre defenderemos que se ofrezcan oportunidades a las empresas locales"

Los empresarios llevan al Govern de Armengol ante la Justicia por el concurso de los 9 centros de salud

El candidato de Més se desmarca de su partido y califica de «escándalo» el concierto de la ecotasa

Lluís Apesteguia, primero por la izquierda, con otros dirigentes de Més.
Lluís Apesteguia, primero por la izquierda, con otros dirigentes de Més.

El Govern balear de izquierdas que preside la socialista Francina Armengol ha creado un nuevo problema con la decisión de sacar a concurso en un solo lote la creación de nueve centros de salud. Con esta decisión de adjudicar los nueve centros de forma conjunta se limita hasta el extremo la participación de empresas de Baleares. Primero fue la formación Més per Menorca que se manifestó en contra de este concurso a la carta y ahora ha sido Més per Mallorca, la formación secesionista socia de Armengol en el Govern.

El pasado día 25 la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem) presentó un recurso especial ante el Tribunal Administrativo Central contra la licitación de obra y servicio para nueve centros de salud en Mallorca al considerar que al hacerlo en un único lote el Govern ha dejado fuera a la práctica totalidad de las pequeñas y medianas empresas de Baleares.

Como ha publicado OKBALEARES, la Asociación de Constructores ya criticó este lunes que el Govern haya licitado la construcción de 9 centros de salud en Mallorca por valor de 86,4 millones de euros en un único contrato de concesión de obra a 10 años. La patronal lamentaba que esta «decisión arbitraria» supone la exclusión de «todas las empresas de construcción autóctonas». El problema es que «no pueden asumir una licitación de esta cuantía», afirmaban los constructores.

Más tarde, el portavoz de Més per Menorca, Josep Castells, mostró «su perplejidad» ante la estrategia de hacerlo en un único bloque y consideró que el Govern «no entiende nada de la situación económica que se está viviendo en Baleares».

El partido soberanista Més per Menorca firmó el pacto de izquierdas que permitió el nombramiento de la socialista  Francina Armengol como presidenta pero no forma parte del Govern. Quien sí está en el Ejecutivo balear con dos consellers es Més per Mallorca, que ahora también ha expresado su rechazo al concurso de los nueve centros de salud.

El líder de Més per Mallorca, Lluís Apesteguia, ha manifestado a OKBALEARES que su formación «defiende que las empresas de Baleares puedan participar en la creación de estos nueve centros de salud» y por ello apuesta para que se convoque un concurso para cada uno de ellos en lugar de licitarlos en bloque.

Apesteguia afirma que comparte el sentido del recurso presentado por la Pimem ante el Tribunal Administrativo Central si bien ha matizado que en el partido este tema todavía está pendiente de discusión. Apesteguia ha dado a entender que su formación apoyará el recurso.

La postura de Més coincide con la que ya han expresado las formaciones de la oposición Ciudadanos y el PI. El portavoz de ésta última formación en el Parlament, Josep Melià, ha tildado de «escándalo» la postura del Govern: «Eso sólo favorece a las grandes empresas y perjudica a las pequeñas y medianas empresas de Baleares».

La portavoz de Ciudadanos, Patricia Guasp, ha calificado como «un tema grave» la decisión del Ejecutivo balear y ha subrayado que están «completamente a favor» de los argumentos dados por Pimem sobre su recurso.

El presidente de la Pimem, Jordi Mora, ha manifestado a este medio que la licitación en un solo bloque de los nueve centros de salud perjudicas muchos a las empresas de Baleares puesto que como máximo hay media docena que puedan cumplir las condiciones que exige el Govern. Mora destaca que la licitación del concurso por 86 millones de euros es un «despropósito» y ha insistido en que la exigencia de una facturación de 50 millones de euros en los últimos tres años deja «fuera de juego» al 99% de las pymes.

Las diferencias entre los socios del Govern se han acentuado en los últimos meses por diversos temas y uno reciente es la reapertura de la cantera de Establiments. El pasado miércoles, Podemos emitió un comunicado expresando su rechazo a la aprobación del proyecto de restauración de las canteras conocidas como Sa Garrigueta Rassa y Can Rosselló, al considerar que «causaría un impacto muy negativo» sobre las personas que viven en los barrios de Son Roca, Establiments, Son Anglada, Secar de la Real, Son Llull-Son Serra-Sa Vileta y Son Rapinya.

Las desavenencias internas provocaron que la decisión final que debía adoptar este jueves la Comisión balear de Medio Ambiente se haya aplazado hasta nueva orden.

También como caso reciente de discrepancias en el seno del Ejecutivo balear, hay que mencionar el rechazo del líder de Més, Lluís Apesteguia, al desvío de fondos de la ecotasa a conciertos, gasto corrientes y otros temas que nada tienen que ver con el turismo y el medio ambiente.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias