Salud

¿Cómo se contagia la Hepatitis C?

hepatitis c
La detección temprana de la hepatitis C es fundamental para su curación.
0 Comentar

Es una de las enfermedades infecciosas que pueden convertirse en crónicas e incluso provocar un cáncer hepático. ¿Cómo se contagia la Hepatitis C? ¿Se puede curar? Si quieres descubrirlo, no te pierdas el siguiente artículo.

¿Qué es la hepatitis C y cómo se contagia?

hepatitis C
El contacto con material sanitario no esterilizado es una de sus causas.

Se trata de una enfermedad que afecta al hígado y es causada por el virus de la hepatitis C. Esta infección puede producir daños graves en el hígado como la cirrosis a largo plazo.

La hepatitis C se contagia por las siguientes causas:

  • Contacto con sangre contaminada por el instrumentos médicos no esterilizados (especialmente jeringas y agujas)
  • Transfusiones de sangre y productos sanguíneos sin analizar
  • Consumo de drogas por vía intravenosa y  y compartir el material con el que se inyecta.

Grupos de riesgo de contagio

hepatitis C
El consumo de drogas por vía intravenosa y compartir las agujas es una de sus causas.

Según los especialistas, los grupos de población con más riesgo de ser contagiados son los siguientes:

  • Consumidores de drogas por vía nasal o intravenosa.
  • Personas que reciban productos sanguíneos infectados o que estén sometidos a intervenciones en centros sanitarios sin las medidas preventivas necesarias.
  • Hijos de madres infectadas por hepatitis C.
  • Personas que tiene parejas sexuales infectadas.
  • Pacientes afectados por el VIH.
  • Personas con tatuajes o piercings.

Síntomas de la Hepatitis C

hepatitis C
Algunos de sus síntomas son muy parecidos a los de la gripe.

El período de incubación de la hepatitis C puede durar meses y en un 80% de los casos no se presentan síntomas. Cuando éstos aparecen, los más significativos son:

  • Síntomas muy parecidos a los de la gripe: fiebre, inapetencia, dolor abdominal, náuseas, cansancio.
  • Coloración amarillenta de la piel y ojos.
  • Orina de color oscuro.
  • Heces claras.
  • Dolores articulares.

Diagnóstico y tratamiento

hepatitis C
En casos graves se suele realizar un transplante de hígado.

Con un simple análisis de sangre podemos averiguar si una persona está infectada de hepatitis C.  Una vez diagnosticada se deberá evaluar el grado de daño a través de una biopsia hepática u otras pruebas no invasivas.

El virus suele persistir de forma crónica en un 80 por ciento de los pacientes y entre sus consecuencias graves puede producir cáncer de hígado. Sin embargo, entre un 50 y un 80 por ciento de las personas que reciben un tratamiento se recuperan.

¿Cómo se trata la Hepatitis C? En casos graves se puede necesitar un trasplante de hígado y en el resto se suministran medicamentos como interferón pegilado y ribavirina o sofosbuvir.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias