'CASO ERREJÓN'

La víctima de la patada de Errejón pedirá retrasar el juicio si no llega el informe policial del vídeo

El juzgado ha solicitado dos veces el informe a la Brigada de Policía Científica de Madrid, a la que se pidió mejorar las imágenes de la agresión

La vista oral contra el diputado nacional de Más País por un delito de maltrato está prevista para el próximo día 25 de enero

Este es el vídeo de la agresión de Íñigo Errejón a un jubilado con cáncer de colon

Así fue la patada de Errejón en el estómago a un enfermo de cáncer de colon de 67 años

Errejón juez
Momento del incidente grabado en vídeo.

Ya han pasado nueve meses desde que un vecino de 67 años del madrileño barrio de Lavapiés acudiera a la Comisaría de Centro para denunciar haber sido víctima de una violenta agresión con patada incluida la noche del 2 de mayo de 2020. El ciudadano y al menos un testigo identificaron sin ningún género de dudas al diputado nacional por Más País y cofundador de Podemos Íñigo Errejón.

El próximo 25 de enero Errejón se sentará en el banquillo de los acusados por un delito de maltrato al considerar el juzgado que existen indicios que hacen creíble la versión del denunciante: Errejón le pateó en el vientre. Varios vídeos de las cámaras de vigilancia policial del barrio sitúan al diputado en el sitio y hora de la presunta agresión, pero la imagen que más luz arrojaría sobre el hecho es la que peor calidad tiene, por eso se pidió a la Brigada de Policía Científica de Madrid que tratara de mejorarla. Quedan 15 días para el juicio y no hay ni rastro de ese trabajo policial. Si la situación persiste, los abogados del denunciante pedirán que se retrase la vista.

Al letrado Carlos del Arco no le temblará el pulso a la hora de solicitar un aplazamiento de un juicio en el que el único indicio para desempatar las versiones incriminatorias es un vídeo de mala calidad revelado en exclusiva, junto contras imágenes por OKDIARIO. Lo que se ve en el vídeo es compatible con la versión del denunciante y hay que recordar que no es la única prueba aportada por él mismo.

El vecino de Lavapiés presuntamente agredido por Errejón aportó a la causa dos informes médicos que constataban el repentino empeoramiento de una hernia consecuencia de una intervención quirúrgica de un cáncer de colon. Los informes son inmediatamente posteriores a la fecha de la presunta agresión y respaldan que una repentina inflamación y un enrojecimiento de la hernia han sido detectados justo después de que el paciente refiriera haber sido golpeado en la zona.

Otros indicios

La forense del juzgado no respaldó estos informes, pero hay que recordar que emitió su primera opinión sin ver al denunciante, y que se mantuvo en sus trece después de que la propia juez instructora la conminase a examinarlo en persona más de un mes después de la presunta agresión.

Así que con este panorama el vídeo es mucho más importante de lo que pudiera parecer. Algo se ve, pero muy poco. Un movimiento rápido, compatible con la brusquedad con la que un testigo y el propio denunciante dicen que Errejón reaccionó tras negarse a hacerse una foto con el vecino de Lavapiés. Le lanzó una patada, según él mismo relata, que le impactó en la hernia de su vientre más como un puntapié, de refilón. “si me pilla de lleno me revienta”, llegó a declarar en instrucción el denunciante. De ahí que la jueza pidiera una mejora policial de la imagen, y ojo porque lo ha pedido más de una vez. La última, según ha podido constatar OKDIARIO, a mediados del pasado mes de diciembre. La Brigada de Policía Científica no ha respondido a ninguno de esos requerimientos y el tiempo corre.

Los abogados de la acusación creen que pueden probar la agresión de Errejón sin tener ese vídeo mejorado. De hecho, un acto delictivo no siempre requiere de un vídeo para ser condenado, pero sí quieren tener la certeza de que se ha hecho todo lo posible para mejorar esa imagen. No hay que olvidar que el vídeo en cuestión consta de otras partes en las que sí puede apreciarse de manera cristalina el comportamiento de Errejón tras la presunta agresión, y está muy lejos de la reacción calmada y serena que el diputado de Más Madrid aseguró haber tenido aquella noche cuando fue interpelado por esta cuestión días más tarde por un periodista de OKDIARIO en el Congreso de los Diputados.

En esa segunda parte del vídeo se aprecia a un Errejón caminando calle abajo, alejándose del lugar del incidente, acompañado por dos varones que luego fueron identificados como componentes del organigrama de su partido a nivel autonómico. Ambos hombres tiraban de Errejón mientras éste se gira sobre sí mismo una y otra vez, hasta en tres ocasiones, con actitud retadora hacia dónde había dejado al vecino de Lavapiés. En una de las ocasiones Errejón saca la mano a pasear con gesto desafiante para hacerle saber al denunciante que ahí estaba y que fuera hacia él.

Si el informe policial llega Errejón se sentará en el banquillo el día 25 para responder entre otras cosas a qué vivieron esos gestos objetivamente chulescos y retadores si asegura haber abandonado la escena de manera pacífica. Si el informe no llega la acusación pedirá un retraso del juicio. Policía Científica tiene la última palabra.

Lo último en España

Últimas noticias