Congreso de los Diputados

Podemos pide legalizar el cannabis porque las multas «ponen en serios aprietos a cualquiera» ante la crisis

Podemos cannabis
Ione Belarra e Irene Montero.

Podemos justifica su propuesta de legalizar el cannabis en que, entre otras cosas, las sanciones, previstas en la Ley de Seguridad Ciudadana, «resultan inmorales» y «pueden poner en serios aprietos a cualquier persona en el actual contexto socioeconómico». Según el partido, estas multas «resultan además incomprensibles por el hecho de imponerse simplemente por portar una sustancia».

Así se recoge en la proposición de ley que Podemos ha registrado en el Congreso y que se encuentra ahora pendiente del debate parlamentario. En el texto, consultado por OKDIARIO, Podemos justifica su propuesta de legalización en que «revertir el enfoque prohibicionista basado en el control altamente punitivo de la planta del cannabis, sus flores y sus principios activos es una deuda pendiente con la sociedad, la cual puede verse beneficiada de ello».

«Condenas arbitrarias»

Podemos se queja de que los consumidores «sufren injustamente» la «culpa autoimpuesta por hacer algo perseguido legalmente», así como «condenas judiciales, muchas veces arbitrarias, dado que no existe una uniformidad de criterio respecto a los límites de lo que se considera o no delito» y «el control social por consumir una sustancia demostrada menos nociva que otras de lícito comercio y por las que el Estado percibe millones en impuestos». Consideran «abusivas» las sanciones impuestas por portar productos del cannabis «sabiéndose que esa conducta no perjudica ni hace daño a nadie» y critican también «la estigmatización y el escarnio de las personas consumidoras».

El partido argumenta que, al regular el cannabis, el consumo no aumentará ni afectará tampoco al acceso de menores a esta sustancia. Y admite también que su legalización será una fuente de ingresos para el Estado, en la medida en que «el mercado del cannabis es una realidad y factura miles de millones de euros al año» y, con la ley, se «ofrecerán las mayores garantías a toda la sociedad, generando recursos que repercutan en el bienestar de la misma». Una «regulación del mercado», añaden, «será de gran ayuda para rebajar la gran saturación de los cuerpos y fuerzas de seguridad y de los tribunales».

«Apología del alcohol»

Para la defensa de la iniciativa, Podemos señala incluso a los establecimientos de hostelería, destacando que «las personas contrarias a la regulación, independientemente de los argumentos que esgriman, pueden beber alcohol en altas cantidades hasta intoxicarse, sin que medie limitación alguna, en cualquiera de los más de 275.000 bares y restaurantes que hay en España».

«En estos bares y restaurantes, que principalmente se sustentan con la venta de bebidas alcohólicas permitidas por el Estado e integradas en nuestra cultura, sociedad y tradiciones, se hace incluso apología y ostentación de su consumo», dice Podemos. Afirman que «dichos establecimientos, además, no garantizan la protección de menores de edad, que a menudo acceden a ellos, ven el consumo de alcohol y así lo normalizan en sus primeros años de vida».

La propuesta de Podemos avecina un nuevo conflicto con el PSOE. Los socialistas sí se han mostrado partidarios de una regularización controlada para uso medicinal «con dispensación médica».

Lo último en España

Últimas noticias