Ésta es la foto con la que podemitas e independentistas atacan al portavoz mulato de VOX en Cataluña

Ésta es la foto con la que podemitas e independentistas atacan al portavoz mulato de VOX en Cataluña
Comentar

Los radicales podemitas y golpistas de Cataluña llaman a VOX racista. Y mientras lo hacen envían a su portavoz mulato en Cataluña, Ignacio Garriga, fotografías como la que hoy revela OKDIARIO: la de un chico de color con una camiseta con la esvástica nazi.

A Garriga le llegan esas fotos en medio de insultos y amenazas por medio de las redes sociales. Y le rodean en escraches cuando pretende realizar actos políticos de su formación. Pero las coacciones y amenazas no han conseguido frenar su decisión de seguir adelante con la reivindicación de defender “que España es una” y que “los golpistas deben ir a prisión”.

Desde la izquierda y la extrema izquierda no han dejado de insultar a VOX señalando un supuesto carácter racista. Y, como el hecho de que Garriga es mulato rompe su esquema de ataque, los más radicales parecen haber pasado a una actitud directamente amenazadora, violenta y, en este caso sí, efectivamente racista contra el portavoz de Vox.

Él es catalán, odontólogo, del Espanyol. Y eminentemente español: “Soy español porque he nacido en Barcelona. Soy tan español como los que me critican. Más todavía, porque creo que trabajo por la unidad y el futuro de mi país”, señalaba recientemente Garriga.

Pero uno de los hombres fuertes de Santiago Abascal en Cataluña ha vivido ya incluso un intento de sabotaje de algunos de sus actos de VOX. Ocurrió, por ejemplo, el pasado miércoles 21 de noviembre, cuando él protagonizaba un acto en el conocido barrio de Sarriá de Barcelona y los radicales separatistas no tardaron en hacer acto de presencia para tratar de reventar el acto.

Cuando se disponían frente a la sede del acto, algunos de los asistentes y de los vecinos avisaron a los Mossos ante la evidencia de que sin presencia policial los CDR pretendían entrar en el lugar y reventar violentamente la charla.

Los Mossos cortaron de inmediato el paso a los cerca de 50 radicales del CDR que trataban de acercarse hasta el lugar de emplazamiento del acto de VOX.

Garriga finalmente pudo continuar con su acto, eso sí, mientras el portavoz mulato de la ejecutiva nacional del partido escuchaba cómo los violentos racistas abandonaban la calle al grito de “¡fascista!”.

Garriga reconoce que recibe este tipo de insultos o fotografías racistas de forma habitual. Y que las recibe de los mismos que llaman a su formación política racista.

Últimas noticias