Bolivia desvela los adláteres de Iglesias que cobraron de narcodictaduras: Monedero, Errejón y Bescansa

El ex presidente de Bolivia y delegado ante la comunidad internacional del Gobierno interino de Bolivia, Jorge ‘Tuto’ Quiroga, ha desvelado los nombres de los cargos clave de Podemos que fueron encargados de recibir dinero del populismo y las narcodictaduras. Quiroga ha señalado directamente a la que fuera la cúpula inicial del partido de Pablo Iglesias con nombres y apellidos: Carolina Bescansa era la encargada para Nicaragua, Juan Carlos Monedero de Venezuela, e Íñigo Errejón de Bolivia. Todos ellos, según Quiroga, habrían recibido dinero “robado” de países como Bolivia o Venezuela con el propósito de expandir el comunismo en diferentes países como España.

La información de Quiroga completa la acusación lanzada este pasado sábado contra Pedro Sánchez, al que el expresidente de Bolivia señaló como responsable de haber intentado entrar en la Embajada de México en La Paz con el propósito de sacar a dos ex ministros de Evo Morales cobijados en esa sede diplomática y con detallada información de los pagos a quienes posteriormente formaron el partido de Podemos.

El propósito de sacar a estos dos ex ministros, según Quiroga, era el de evitar que su información se hiciera pública y que pudiese frenar los pactos de investidura del propio Pedro Sánchez.

Quiroga señala que “Pedro Sánchez está buscando conformar Gobierno”. Sánchez tiene que hacer un Gobierno con separatistas, «buscando indultos”, con pro etarras, y también con Podemos. “Y en Podemos están muertos de miedo de que salga la información en poder de Quintana y Arce. Quintana conoce todas las conexiones del narcotráfico. Y debe estar chantajeando al Gobierno de Sánchez. Y Arce debe estar también desesperado”.

La frase de Quiroga alude a Juan Ramón Quintana y Héctor Arce, exministros de la Presidencia y de Justicia respectivamente de Evo Morales. Y quienes, según esta misma fuente, tienen en su poder toda la información de los pagos a los fundadores de Podemos.

“Carolina Bescansa era la pagada para manejar Nicaragua. Monedero, el tarifado que vivía en Venezuela. A Íñigo Errejón lo veíamos en Bolivia”, señala. Los tres eran los principales responsables de recibir ese dinero porque “practican el colonialismo criminal. La Constitución plurinacional e indigenista, de hecho, tiene acento español: de Íñigo Errejón”, añade Quiroga.

Objetivo, ocultar información

Jorge Quiroga, por todo ello, acusa directamente a Pedro Sánchez de pisotear la soberanía de Bolivia con agentes armados para hacer un gran favor a Podemos. Un favor consistente en ocultar la información que esas dos personas -más una tercera- cobijadas en la Embajada de México en La Paz pueden aportar sobre las finanzas de la formación morada. Las tres personas están en contacto con el narcotráfico que ha financiado las dictaduras populistas, según Quiroga. Y las tres personas igualmente saben “la plata” que ha obtenido Podemos de países como Bolivia o Venezuela.

Quiroga ha avisado ya al presidente en funciones español, Pedro Sánchez, de que el envío de agentes armados GEO a la Embajada de México en La Paz va a ser trasladado al Grupo de Lima ante el abuso que supone y el trasfondo que implica. Quiroga pide a Sánchez que “asuma su responsabilidad» por enviar “cuatro encapuchados armados” para acompañar al personal diplomático de España a la residencia de la embajadora mexicana en Bolivia, María Teresa Mercado.

Quiroga apunta a una tercera persona que también estaría en poder de datos relevantes sobre los movimientos de los líderes de Podemos: se trata de la tercera persona escondida en la Embajada Mexicana, el exdirector de la Agetic, Nicolás Laguna, y responsable del escándalo electoral que a la postre fue detonante de la caída de Evo Morales.

No se trata de la primera acusación en este sentido. El presidente del Tribunal Supremo venezolano, Miguel Ángel Martín Tortabú, acusó, en una reciente visita al Senado, a Podemos y al resto de partidos de extrema izquierda implantados en la UE de interferir para evitar las sanciones europeas al régimen dictatorial de Nicolás Maduro. Y de hacerlo por el dinero que recibían de narcodictaduras.

Martín Tortabú -que se encuentra en estos momentos en el exilio- describió ante el Senado español hace ya más de un año, con todo lujo de detalles, la financiación recibida por estas formaciones desde la narcodictadura chavista. Y aclaró que esos pagos no eran casuales ni exclusivamente lúdicos. Todo lo contrario: buscaban contar con una estructura de poder político en los países europeos. Algo que se logró pronto en Grecia y Portugal, quienes impidieron con sus posturas las sanciones al régimen de Maduro.