El casoplón de Iglesias y Montero

Podemos llevó mociones a varios ayuntamientos para criticar el deterioro ambiental del parque

Eduardo Zaplana
Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso.

Podemos, a través de sus grupúsculos afines, presentó iniciativas en distintos ayuntamientos de Madrid para denunciar el deterioro del Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama.

La formación denunciaba en sus mociones la desatención de los conservadores del Parque Natural al “valor ambiental” del espacio, donde se ubica el chalé ilegal de Pablo Iglesias e Irene Montero.

Como reveló OKDIARIO, la vivienda de los líderes de Podemos es ilegal al estar construido en este Parque, considerado de gran valor ecológico y en el que conviven más de 750 especies de fauna y flora. Algunas, en grave riesgo de supervivencia.

El Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama es un espacio protegido en la zona oeste de la Comunidad de Madrid. Ocupa una superficie de 22.116 hectáreas y se extiende, de norte a sur, desde el término municipal de Galapagar -donde se ubica la vivienda de los líderes de Podemos- hasta la provincia de Toledo.

El Parque y su entorno discurren por diecinueve términos municipales de la Comunidad de Madrid, siendo Villaviciosa de Odón el que más superficie tiene integrada en su espacio, seguido de Galapagar y Colmenarejo.

Precisamente, en julio pasado, el grupo municipal ‘Se Puede’ de Villaviciosa de Odón -candidatura impulsada por Podemos- presentó una moción para denunciar el estado de conservación “lamentable” del Parque Regional, citando entre sus problemas, los “asentamientos ilegales”. En la iniciativa -aprobada con la abstención de PP y Ciudadanos- se solicitaba que el Ayuntamiento (PP) solicitase al Gobierno regional un Plan Rector de Uso y Gestión del parque.

“Es necesario volver a repetir lo dicho en muchas ocasiones, y sabido por mucha gente, acerca del estado de conservación del Parque Regional, que es lamentable (asentamientos ilegales, vertidos de aguas fecales a los sistemas fluviales, olvido absoluto del patrimonio arqueológico, etc.)”, se indicó desde este partido.

La iniciativa se repitió en otros consistorios, como Móstoles, donde prosperó con el apoyo del PSOE. Miguel Ángel Ortega, concejal de Medio Ambiente (‘Ganar Móstoles’), defendió exigir a la Comunidad la elaboración de un Plan de gestión del Parque porque su “patrimonio natural, arqueológico, paisajístico se degrada día a día”.

Como reveló OKDIARIO, cuando Iglesias y Montero adquirieron la vivienda, en mayo de 2018, ya sabían que había sido edificada en una zona ubicada fuera de los límites urbanos del municipio que quedaba delimitado por el plan urbanístico de 1976.

La parcela de casi 2.500 metros cuadrados se halla dentro de una zona súper protegida, en el Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama. La vivienda, de 268 metros, más anexos habitables, fue construida en 2002 contraviniendo todas las normas urbanísticas municipales de Galapagar.

Últimas noticias