Casado avisa que el PP no estará en ningún Gobierno con el PSOE y dice que en España manda un preso

Pablo Casado
El presidente del PP Pablo Casado.
Comentar

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha advertido hoy de que el PP no participará en ningún Gobierno en el que esté el PSOE por motivos de regeneración democrática, por necesidad urgente de cambio de políticas y por dignidad a la vez que ha pedido un cambio en Andalucía.

Casado, que ha clausurado en Granada el acto de presentación de los cabezas de lista de las candidaturas a las elecciones andaluzas del 2 de diciembre, ha recalcado que el PP no puede tolerar que un gobierno tan “corrupto, ineficaz y prepotente” siga hipotecando el futuro de Andalucía.

El líder del PP ha manifestado que Andalucía no puede prosperar si no cambia el Gobierno de la socialista Susana Díaz, que actúa como si fuera la “Cuba castrista” en la que no se puede criticar al “régimen”.

“Estamos hartos de que el PSOE se envuelva en la bandera de Andalucía como un burladero para evitar las criticas justas a su corrupción, al paro que produce y a las malas políticas públicas que viene gestionando desde hace cuatro décadas”, ha denunciado Pablo Casado.

No puede mandar un preso

Casado también ha avisado hoy al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de que en España no puede mandar un preso, y les ha exigido que expliquen los compromisos que se han adquirido con el dirigente de ERC Oriol Junqueras.

Casado, que ha clausurado en Granada el acto de presentación de los cabezas de lista de las candidaturas a las elecciones andaluzas del próximo 2 de diciembre, ha criticado que Iglesias fuera ayer a la cárcel catalana de Lledoners a negociar con Junqueras los presupuestos generales del Estado.

Ha insistido en que el PP no puede tolerar que quienes han dado un golpe de Estado y están en prisión provisional “en un vis a vis carcelario sean los que manden en el futuro” del país.

Casado ha exigido al presidente del Gobierno, así como a la líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, que digan qué opinan de la visita de Iglesias a Junqueras, tras la que el líder de Podemos fue “muy claro” al decir que “yo ya he hecho lo mío, más o menos, ahora la pelota está en el tejado de Sánchez”.

Para el líder del PP, causa “vergüenza ajena” ver que quien sostiene al Gobierno y le metió en La Moncloa, lance esa advertencia desde la cárcel sobre que en España mandan presos y marcan la política presupuestaria Arnaldo Otegui u Oriol Junqueras.

Por eso, ha exigido tanto a Iglesias como Sánchez que expliquen a qué fue el líder de Podemos a Lledoners, a qué compromisos llegó con Junqueras y si el Gobierno va a seguir “arrodillado” ante los independentistas y los populistas.

Si no es así, ha añadido, lo que debe hacer el presidente del Gobierno es convocar elecciones y marcharse, porque “España no se merece estar al mandato de un preso y de alguien que quiere destrozar España”.

Mientras tanto, ha incidido en que continuará criticando “donde haga falta” la política de Sánchez y denunciando sus “artimañas” y ha rechazado la “catarata de críticas” que recibió por su viaje a Bruselas para alertar de los presupuestos pactados por el PSOE y Podemos.

Ha recalcado que, tras su estancia en Bruselas y la carta remitida por la Comisión Europea al Ejecutivo advirtiendo del riesgo de que se desvíe del ajuste estructural y pidiéndole más información, finalmente hoy el Gobierno dice que va a cambiar el proyecto presupuestario.

“Esto es para nota”, ha dicho Casado, que ha subrayado que al final le están dando la razón y ha pedido a los miembros del Gobierno que “dejen de dar lecciones”.

“Algunos tenemos bastante más experiencia políticas que los ministros, que son solo escudos humanos para que Pedro Sánchez siga en la Moncloa”, ha incido.

Para el líder del PP, hay quienes “van expidiendo carnés de madurez” y hacen el “ridículo día tras día” y ponen a España a “los pies de los caballos a nivel internacional”.

En el mismo sentido, ha criticado a la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, al afirmar que tiene “una gran inmadurez en ser portavoz”, porque “cada viernes hace el ridículo”, y que debería dar más explicaciones sobre sus propiedades inmobiliarias en lugar de dedicarse a “insultar a la oposición”.

Le ha acusado de “instrumentalizar” la mesa del Consejo de Ministros para criticar con “desfachatez” a la oposición por hacer oposición y no dar la palabra a los medios de comunicación que investigan el patrimonio de los ministros.

“¿Pero qué gobierno es éste? (…) ¿éste es el gobierno bonito?”, se ha preguntado el líder del PP.

Temas

Últimas noticias