Pujol comparte testaferro en Suiza con el Rey emérito

La amenaza de Pujol a su ‘compañero’ suizo Juan Carlos en 2014: “¡Si se siega una rama, caerán las demás!”

Las amenazas de Jordi Pujol en el Parlament en septiembre de 2014
Comentar

Jordi Pujol, histórico ex presidente de la Generalitat, amenazó en septiembre de 2014 a los diputados en el Parlament en una comparecencia pública: “¡Si vas segando la rama de un árbol, al final cae toda la rama con todos los nidos que hay, pero no solo caerá esa rama, no, no, caerán todas!”.

Así se mostró Pujol en una comparencia ante la Comisión de Asuntos Institucionales de la Cámara catalana que se realizó dos meses después de confesar a través de un comunicado que ocultó durante 30 años una herencia millonaria de su padre fuera de España y sin declarar. OKDIARIO ha informado este lunes de que Jordi Pujol tiene el mismo testaferro en Suiza que el Rey Juan Carlos I, Arturo Fasana, según señala un documento de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF).

Arturo Fasana es el testaferro del Rey emérito, según las grabaciones de la princesa Corinna reveladas hace unos días por OKDIARIO. En una de ellas, la princesa relató cómo el Rey Juan Carlos le hizo un préstamo para adquirir un apartamento en Suiza a través del empresario Arturo Fasana. Según la UDEF, el segundo de los hijos de Jordi Pujol, Jordi Pujol Ferrusola, podía ser también cliente y colaborador de la red de “inversiones” en paraísos fiscales de Arturo Gianfranco Fasana, persona de origen suizo que, además, fue detenido por decisión  de la Audiencia Nacional en el caso Gürtel.

“¡No he sido un corrupto!”

Lejos de asumir su responsabilidad por un posible fraude fiscal, Jordi Pujol mantuvo una actitud desafiante y amenazadora. “¡Si hubiera sido tan corrupto, no habría podido aguantar 23 años gobernando!” y “no me metí en política para ganar dinero, porque ya lo tenía” fueron algunas de las contestaciones que pronunció el ex presidente del Govern para responder a las preguntas de los diputados.

Las respuestas de Pujol provocó un gran malestar entre los diputados presentes del PSC, PP, Ciudadanos e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV). Los parlamentarios de la CUP llegaron a abandonar la sala por la evasivas del ex ‘president’. ERC y CiU, actual PDeCAT, optaron por mantener una actitud pasiva en la comparecencia. Jordi Turull, por aquel entonces portavoz de CiU, se limitó a defender al fundador de CDC durante su turno de intervención, señalando en más de una ocasión “lo mucho que Pujol ha hecho por Cataluña”.

Artur Mas, el que fuese presidente de la Generalitat en aquel momento, había convocado para el 9 de noviembre de 2014 su referéndum independentista. Por este motivo ERC y CiU no quisieron destacar en su turno de intervenciones durante la comparecencia de Jordi Pujol.

“Como mínimo, estoy convencido de haber asumido el deber de haber venido a comparecer”, manifestó el histórico ex presidente de la Generalitat, al tiempo que seguía con sus amenazas al resto de grupos: “¡Porque han actuado con ligereza, con poca honestidad… que quede claro!” y “¡esto es poco intelectual, es una falta de moralidad porque es mentira, es difundir una actitud de desmoralización!”, fueron otras réplicas que causaron revuelo en el Parlament en aquella comparecencia.

Últimas noticias