Supermercados DIA

Otro problema para DIA: un franquiciado le reclama cinco millones por quitarle las tiendas

Borja de la Cierva, nuevo consejero delegado de DIA
Borja de la Cierva, nuevo consejero delegado de DIA
Comentar

Los franquiciados de DIA siguen sufriendo las decisiones de la compañía. Emilio Sújar, responsable de Navariba SL y ahora ex franquiciado de la cadena en Ceuta, Melilla y Andalucía, ha presentado una demanda contra la empresa por "incumplimiento de contrato" al ser expulsado de Ceuta como franquiciado en exclusiva de la ciudad autónoma y haberse quedado sin tiendas.

Sújar reclama a DIA cinco millones de euros al entender que se le ha rescindido el contrato de franquiciado en exclusiva en Ceuta de manera irregular. “Mi contrato, tanto en lo referido a las tiendas como a la exclusividad, se extendía hasta el año 2024. Tengo los documentos firmados ante notario y los han visto los abogados de DIA”, explica Sújar en conversación con este diario.

Según este ya exfranquiciado de la cadena, tras ver el documento que prueba esa exclusividad hasta 2024 los abogados de DIA le ofrecieron un trato poco atractivo para resolver este asunto, que rechazó por insuficiente. El 11 de diciembre interpuso una demanda por incumplimiento de contrato y les reclama los citados cinco millones de euros.

Fuentes oficiales de DIA consultadas por este diario han explicado que el contrato “expiraba el 10 de mayo de 2018 y se le avisó con tiempo suficiente de que se iba a rescindir el contrato con él”. “Nosotros pusimos una primera demanda contra él porque no quería devolvernos las llaves de la tienda de El Coso, que vamos a abrir ahora a finales de mes, hasta que el 10 de diciembre aceptó devolvernos las llaves. Al día siguiente nos sorprendió con esta nueva contra demanda, una demanda de reposición”, explican. “No tiene exclusividad hasta 2024, solo hasta 2018”, insisten.

Las posiciones están claras, por tanto. DIA decidió unilateralmente suspender la relación con Navariba y, según explica Sújar, desde mayo de 2018 la compañía no le servía los productos para vender en las tres tiendas que tenía en Ceuta. “Tenía tres tiendas más otras dos en zonas más desfavorecidas de la ciudad para apoyar a los más pobres en colaboración con ONG´s. Las tuve que cerrar”, asegura.

Ceuta, plaza ‘golosa’

El daño para el franquiciado, si el juez finalmente determina que tiene razón, es evidente. Porque, según explica, no es la primera vez que DIA trata de torpedearle en una plaza que, aunque al tratarse de una ciudad pequeña como Ceuta a priori podría pensarse que no es ‘golosa’, los números lo desmienten.

“Facturábamos mucho dinero porque venía mucha gente de Marruecos, los porteadores. Antes estaba la frontera abierta y no había más tiendas que las mías de DIA. Ahora es diferente porque está Mercadona y porque la frontera está cerrada”, asegura.

Por eso, antes de la actual batalla de 2018 ya antes DIA intentó torpedearle, explica. “Querían abrir una tienda en el Puerto de Ceuta pero a su nombre, algo que no podían porque tenía yo la exclusividad. Finalmente la Autoridad Portuaria de Ceuta me dio la razón y obligó a que el titular fuera yo si querían abrirla, algo que no hicieron al final”, explica.

Franquiciados

Este capítulo forma parte de una larga lista de diferencias y batallas de DIA con sus franquiciados, casi la mitad de sus más de 4.000 tiendas. Este diario ha publicado varios casos en las últimas semanas que muestran un colectivo abandonado y, en muchos casos, obligado por la matriz a endeudarse personalmente.

Últimas noticias