EN LOS NUEVE PRIMEROS MESES DEL AÑO

ACS eleva su beneficio neto hasta los 570 millones de euros y reduce un 30% su deuda

ACS
Fachada de la sede corporativa de ACS.

El Grupo ACS ha cerrado los primeros nueve meses del año con un beneficio neto atribuible de 570 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,4% en términos comparables respecto al mismo periodo de 2015, es decir, una vez ajustado el resultado por las variaciones del tipo de cambio en los países donde opera y una vez descontado el efecto extraordinario de la venta de activos renovables en 2015.

Según ha informado ACS a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las ventas del grupo han alcanzado los 23.371 millones de euros hasta septiembre, un 5,3% menos en términos comparables. “Este descenso se debe principalmente a la actividad de construcción, afectada por la menor actividad en España y por la terminación en Australia de grandes proyectos de gas natural licuado (GNL) durante la primera parte de 2015”, indica la empresa.

Sin embargo, la producción trimestral en CIMIC ha aumentado un 8% respecto al trimestre anterior, confirmando el cambio de tendencia mostrado en el segundo trimestre y que “continuará en línea ascendente en trimestres sucesivos”, según la empresa.

ACS
Fuente: ACS (Pinchar en la imagen para ampliar)

La distribución geográfica de las ventas muestra la amplia diversificación del Grupo, donde América del Norte representa un 46% de las ventas, Europa un 22%, Australia un 15%, Asia un 10%, América del Sur un 6% y África el restante 1%. Las ventas internacionales suponen un 86% del total de la facturación.

La cartera de ACS a finales de septiembre de 2016 ascendía a 62.138 millones de euros, un 9,1% superior a la contabilizada un año antes y que garantiza un crecimiento futuro con una distribución geográfica similar a las ventas actuales. De hecho, la mayor cartera proporcional en Asia Pacífico se debe a los contratos de servicios de minería cuya extensión es mucho mayor que los de construcción e ingeniería.

ACS
Fuente: ACS (Pinchar en la imagen para ampliar)

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (EBITDA) se situó en 1.513 millones de euros, un 2,2% menos en términos comparables. La mejora del margen sobre ventas alcanza los 20 puntos básicos hasta situarse en el 6,5%. “Las mejoras operativas y la significativa reducción de los gastos financieros han contribuido a que el beneficio neto atribuible de las actividades, antes de costes de estructura y resultados de Corporación, aumente un 14,1%”, señala ACS.

En cuanto a la situación financiera, ACS ha reducido su deuda neta casi un 30% en los primeros nueve meses del año, hasta los 2.751 millones de euros. “La mejora en los flujos de fondos operativos de todas las actividades y el acuerdo de venta de Urbaser, que ha sido reclasificado como activo mantenido para la venta y cuya deuda neta alcanzaba los 742 millones de euros, son las principales causas de la sustancial reducción del endeudamiento del Grupo”, explica la compañía.

ACS
Fuente: ACS (Pinchar en la imagen para ampliar)

Además, una vez se obtengan los permisos regulatorios correspondientes y se cierre el acuerdo, previsto para el próximo mes de diciembre, los fondos procedentes por la venta de las acciones de Urbaser alcanzarán un mínimo de 1.164 millones de euros, por lo que la deuda neta consolidada de ACS se situará por debajo de los 1.600 millones de euros, equivalente a 0,8 veces el ebitda anualizado, de los que 230 millones corresponden a financiación de proyectos sin recurso.

Últimas noticias