La estrella de Fórmula 1 Checo Pérez rompe con Hawkers y no apoyará la fundación que lleva su nombre

La estrella de Fórmula 1 Checo Pérez rompe con Hawkers y no apoyará la fundación que lleva su nombre
Sergio "Checo" Pérez, piloto de F1 mexicano con las gafas de sol de Hawkers. (Foto: Getty)
Comentar

¿Es posible que un desafortunado tuit erosione la imagen de marca de una empresa? Sí, es posible y si no que se lo digan a Hawkers. Tras la victoria de Donald Trump, el perfil de Twitter de la compañía en México publicaba: “Mexicanos, pónganse estos lentes para que no se les noten los ojos hinchados mañana en la construcción del muro”.

Inmediatamente el conocido piloto mexicano, Sergio “Checo” Pérez, enfadado les contestó diciendo que rompía sus relaciones comerciales con ellos, ya que Hawkers era su patrocinador. La firma, intentando arreglar el desaguisado, anunció la creación de la Fundación Querido Sergio x Hawkers. Pero el gesto no calmó su malestar sino más bien lo contrario, el corredor asegura que lanzaron la organización con su nombre sin consultarle. “No me gustó que no me contactaran a mí directamente con la idea de la Fundación”, ha declarado el deportista.

Del muro fronterizo que hablaba el Community Manager (CM) de Hawkers en México era el que Trump ha prometido a sus votantes en sus convenciones y con el que pretende frenar la inmigración ilegal. “Polémicas como estas pueden pasar factura a largo plazo”, explica Patricia San Miguel, profesora de Marketing de Isem. Empresas como Hawkers, explica, basan su comunicación “haciendo ruido” y la viralidad “es un arma de doble filo: por un lado, te permite ser conocido por una audiencia en muy poco tiempo, pero por otro lado, todo mensaje se sobredimensiona”. Por su parte, Inmaculada Urrea, consultora de moda y experta en branding de Sofoco es un poco menos indulgente y expone a OKDIARIO que “una marca debe tener claros cuáles son sus valores y entre ellos, está el respeto, tanto a sus equipos, como a sus clientes y al público en general”.

El CM mexicano se disculpó argumentando que el tuit solo era una broma. Demasiado tarde, el piloto Checo Pérez contestaba a la firma que rompía toda relación comercial con ellos. “Todo el mundo se puede equivocar, pero jugar con ciertos conceptos tiene riesgos, el humor negro también tiene un límite y más en momentos o en contextos como en los que se utilizó”, asevera Urrea.

Y no solo Pérez ha abandonado la marca, también los Diablos Rojos, un equipo de béisbol mexicano anunciaba que los productos de la española “ya no estarán disponibles” en su tienda.

Tuit de Diablos Rojos, equipos de beisbol mexicano.
Tuit de Diablos Rojos, equipos de beisbol mexicano.

Viendo que habían metido la pata, la firma de gafas salió al quite anunciando que crearían la Fundación Querido Sergio x Hawkers. Era una manera de disculparse, crear una organización que “promoverá y defenderá los derechos humanos y ayudará a los menores en riesgo de exclusión social en todo México”, según rezaba el comunicado oficial de la marca.

Lejos de amansar el enfado de Pérez, el piloto ha anunciado en Abu Dhabi de manera tajante que no va a volver a trabajar con ellos. “Rompimos definitivamente la relación comercial. Me han propuesto hacer una fundación con mi nombre, pero he dicho que no. Yo ya tengo una fundación y si ellos quieren hacer una para causas solidarias me parece bien, pero a mí no me necesitan para nada”, explicaba rotundo el mexicano. Y añadía, no sin mostrar su desagrado: “Tengo gafas nuevas y ya no tengo un patrocinador de gafas de sol. No me gustó que no me contactaran a mí directamente con la idea de la Fundación”.

Desde la compañía Hawkers han declinado hacer comentarios sobre las últimas declaraciones del piloto de Fórmula 1 azteca.

¿Tendrá esta polémica impacto en sus cuentas?

La profesora de Isem declara que lo acontecido dificulta en el futuro nuevos contratos con deportistas o influencers mexicanos, elementos clave “en estrategias del marketing viral“. Un tuit que pretendía ser jocoso se ha convertido en un dolor de cabeza paras Hawkers. Desde Sofoco, Urrea explica que “si la gente que trabaja en una marca no tiene claros cuáles son sus valores, ocurren estas cosas. Si tu CM se pasa de listo, de graciosito y, como dicen los mexicanos, de chistosito, pasa lo que pasa”.

Desde Isem declaran que puede ser, pero quizá de forma positiva. “Tendrán que evaluarlo pasado unos meses. Muchas empresas basan su comunicación en crear polémicas para conseguir viralidad gratuita”, explican.

Uno de los fundadores de Hawkers, David Moreno, publicó un video ofreciendo disculpas a “personas que se hayan podido sentir ofendidas por el mensaje” y explicaba que están en “contra de cualquier expresión de odio, racismo o cualquier tipo de discriminación”. Un video que San Miguel califica de “sincero” y cree que el “impacto negativo que ha sufrido la marca en México queda, pero pedir perdón, dejar que se calmen las aguas, y hacer nuevas campañas positivas con influencers, puede cicatrizar la herida”.

Últimas noticias