Cirugía 7D para tratar la escoliosis: más rápida, eficiente, rentable y sin radiación

Quirónsalud Sagrado Corazón pionero en la utilización de tecnología 7D para la cirugía de escoliosis en la sanidad privada española.

Cirugía escoliosis
Cirugía escoliosis

A menudo, cuando somos jóvenes y tenemos una dolencia física que nos provoca dolor crónico tendemos a rechazar el tratamiento quirúrgico por miedo a la recuperación, las secuelas que pueden quedar o porque, sencillamente, pensamos que aún somos demasiado jóvenes para pasar por quirófano. Este es un pensamiento común, por ejemplo, entre personas jóvenes que sufren de escoliosis, una enfermedad que altera la columna vertebral de forma tridimensional. Es decir, la columna vertebral en lugar de aparecer recta tiene forma de «S» o de «C».

Sin embargo, y por fortuna, en materia de cirugía cuando hablamos de escoliosis hay casos de éxito, poco invasivos, que nos brindan la oportunidad de desterrar la idea de no acceder a operarnos. En el Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla, el servicio de Traumatología y Ortopedia pediátrica liderado por el Dr. David M. Farrington ha llevado a cabo una intervención de escoliosis en un paciente pediátrico de 14 años que sufría un grado severo progresivo a través de tecnología 7D pionera con gran éxito.

Se trata, en concreto, de una moderna cirugía, pionera en nuestro país, que sólo se ha llevado a cabo con esta técnica en España en hospitales públicos de Valencia, Madrid y Barcelona. A través de esta cirugía el equipo del Dr. Farrington ha conseguido corregir sustancialmente la deformidad de la columna y el paciente se ha recuperado satisfactoriamente de la intervención y pronto fue dado de alta para que se fuera a casa.

«El Gold Estándar en la cirugía de escoliosis en la actualidad es la fusión raquídea instrumentada con tornillos pediculares. No obstante, esta técnica no está exenta de riesgos, cualquier error en la orientación de un tornillo puede tener consecuencias devastadoras, ya que por la parte externa de la vértebra se encuentran arterias o venas de gran calibre, pudiendo producirse una lesión vascular severa; y por la parte interna se encuentra la médula, pudiendo producirse una paraplejia. Esto se traduce en que debemos ser extremadamente precisos para no provocar secuelas irreversibles al paciente», explica el Dr. Farrington.

Seguridad para el paciente y el cirujano

Para la corrección quirúrgica de la escoliosis guiada por navegación, lo primero que se realiza al paciente es un TAC previo. Tras esta prueba, la tecnología 7D realiza una recreación virtual de la columna del paciente donde indicará, después de que el cirujano marque tres puntos de referencia, la orientación exacta por donde deben introducirse los tornillos pediculares. Por eso, explica el especialista, «el navegador actúa como un GPS, guiando al cirujano para la colocación precisa de los tornillos». 

Esta técnica con tecnología 7D aporta seguridad tanto para el paciente como para el cirujano, ya que minimiza los riesgos de la intervención mostrando de manera exacta la trayectoria que debe seguir el tornillo pedicular.

Además, y no menos importante, evita la exposición del paciente a radiaciones ionizantes durante la cirugía, debido a que el TAC previo es de baja dosis, «lo que tratándose de pacientes pediátricos cobra un especial valor», detalla el especialista.

Por tanto, podemos decir que el sistema 7D resuelve uno de los principales inconvenientes de los sistemas de navegación tradicionales, lo que permite a los cirujanos realizar cirugías de columna más rápidas, eficientes, rentables y sin radiación.

Sobre la escoliosis

En más del 80% de los casos de escoliosis, se desconoce una causa específica. Se denominan idiopáticas y se detectan con mayor frecuencia en niñas adolescentes. Ya que se supone que intervienen factores genéticos, ya que este trastorno suele presentarse en grupos familiares.

Los tipos menos frecuentes de escoliosis pueden deberse a la presencia de enfermedades neuromusculares, como la parálisis cerebral o la distrofia muscular; cuadros sindrómicos, como el síndrome de Down o de Marfan y finalmente, defectos de nacimiento que alteran la formación de las vértebras.

Aunque la mayoría de los casos se presentan como formas leves, la escoliosis severa puede ser incapacitante. Una curvatura especialmente grave en la columna vertebral reduce el espacio dentro del tórax, lo que afecta a la función cardiopulmonar.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias