Acuamed

Narbona ordenó por email a las empresas que pagaran la campaña del PSOE investigada por financiación ilegal

Cristina Narbona exigió personalmente en el Consejo de Ministros el lanzamiento de una campaña de publicidad con cargo a las empresas concesionarias de Acuamed. Y una subordinada suya –Elena Arranz, directora de Relaciones Institucionales de Acuamed- trasladó diligentemente el mail a la asociación de las empresas AEDyR (Asociación Española de Desalación y Reutilización) para que “todas aquellas empresas que todavía no han firmado con la agencia Bassat Ogilvy [la empresa de publicidad que diseñó la campaña]” firmasen y, por lo tanto, pagasen.

Esa campaña está en estos momentos bajo investigación de la UCO por las evidencias de que es una campaña electoral del PSOE colgada a las empresas como financiación ilegal.  OKDIARIO publica los mails que prueban la tramitación directa de la exigencia de pago a las compañías. Mails remitidos por Elena Arranz a Luz Nogales, una de las responsables de la asociación de las empresas desoladoras.

Y es que Cristina Narbona cargó 7,5 millones en gastos de publicidad de Acuamed a las empresas concesionarias de las desaladoras que coordina esta empresa pública. En aquella época -2007-, Narbona era ministra de Medio Ambiente -hoy es la presidenta del PSOE de Pedro Sánchez-. Y Acuamed era una empresa pública dependiente de ella.

Narbona ordenó por email a las empresas que pagaran la campaña del PSOE investigada por financiación ilegal

 

Narbona ordenó por email a las empresas que pagaran la campaña del PSOE investigada por financiación ilegal

No se trató del único gasto extra en publicidad ordenado por Narbona en aquella época. Los gastos de publicidad de Acuamed se dispararon justo antes de los comicios que apuntalaron una segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. En concreto, otros 13,96 millones de euros fueron cargados directamente en la contabilidad de Acuamed a través de una red de 47 contratos que están siendo también investigados por la Justicia a raíz de una denuncia que apunta a su uso como pagos para financiar la campaña electoral del PSOE en las elecciones generales de 2008.

La UCO investiga por su parte y dentro del sumario de Acuamed estos otros 7 millones y medio de euros que, en vez de ir a las cuentas de Acuamed, acabaron siendo financiados por las empresas concesionarias de las desaladoras de la empresa pública gracias a la iniciativa personal de Narbona.

Narbona ordenó por email a las empresas que pagaran la campaña del PSOE investigada por financiación ilegal

La campaña se inició en los meses previos a las elecciones de marzo de 2008. OKDIARIO ha accedido a los documentos que confirman la tramitación de este plan de publicidad. Un plan que se justificó directamente en el Consejo de Ministros y que, efectivamente, se presentó con la firma de Narbona.

Adjudicatarias de las desaladoras

La UCO refleja en el informe al que ha tenido acceso OKDIARIO que “como continuación al correo anterior, la Asociación AEDyR recibió de ACUAMED vía mail, un índice de direcciones de correo electrónico perteneciente a las distintas empresas constructoras, que formaban las UTE’s adjudicatarias de las desaladoras en obras en el tiempo en que se llevó a cabo la campaña publicitaria a favor de la desalación”.

Y que, efectivamente, la Guardia Civil ha confirmado que existe “la lista de empresas que la Sociedad ACUAMED envió a la Asociación AEDyR” al igual que “facturas reclamadas por AGENCIA BASSAT OGILVY en relación a la campaña de publicidad en concepto de contribución a la campaña de desalinización”.

En resumen, que la campaña la ordenó Cristina Narbona. Que la tramitó la directora de Relaciones Institucionales de una empresa dependiente directamente de ella. Y que los pagos se realizaron. Todo ello teniendo en cuenta, además, que el interventor negó la posibilidad de justificar como propias de la actividad de Acuamed este tipo de campañas de publicidad.

Lo último en España