El presidente de la Cámara autonómica aún no ha comunicado si acata el fallo del TC

Las renuncias de los tres fugados permiten investir a Puigdemont si Torrent mantiene la convocatoria

Roger Torrent
Roger Torrent, presidente del Parlament de Catluña. (Foto: EFE)
Comentar

Las renuncias al acta de diputado de Meritxell Serret (ERC), Lluís Puig y Clara Ponsatí (JxCat) garantizarían la investidura de Carles Puigdemont en segunda vuelta siempre que logre el ‘sí’ de los 4 diputados de la CUP, que no lo han confirmado. Eso sí, siempre que el presidente del Parlament, Roger Torrent, mantenga la convocatoria a pesar del fallo del Tribunal Constitucional.

Con las tres renuncias, JxCat suma 32 diputados que pueden ir al pleno y ERC suma 30, por lo que con los 4 diputados de la CUP, el bloque independentista tendría 66 diputados garantizados y superaría los 65 del bloque no independentista.

Esto haría innecesarios los votos de cuatro diputados independentistas encausados cuyo voto no está garantizado para la investidura: Oriol Junqueras (ERC) y Jordi Sànchez (JxCat) —en la cárcel—, y Toni Comín (ERC) y el propio Puigdemont (JxCat), que están fugados en Bruselas.

Así, Puigdemont tendría los apoyos necesarios sin necesidad de que los cuatro encausados pidan la delegación del voto, una petición que generaría una fuerte polémica y pondría la Mesa del Parlament en una situación comprometida.

Con el actual panorama, lo que sí resulta imposible es que Puigdemont sea investido en primera vuelta, ya que para ello necesitaría la mayoría absoluta de diputados (68 escaños) y por ahora no dispone de tantos apoyos en el hemiciclo.

Todo está pendiente de la gran incógnita: si Puigdemont decide volver para ser investido —a riesgo de ser detenido y encarcelado—, o de si el presidente del Parlament, Roger Torrent, incumple con la resolución del Tribunal Constitucional (TC) y promueve una investidura a distancia.

Puig y Ponsatí ya han comunicado al Parlament sus renuncias este lunes por la mañana, mientras que Serret aún no lo hecho, pero lo ha confirmado públicamente.

En manos de la Junta Electoral

El primer pleno de investidura está programado para este martes a las 15.00 horas, y, si Puigdemont tiene que ir a una segunda vuelta para ser investido, el plenario para ser investido no se celebraría con toda probabilidad hasta el viernes, ya que entre una sesión y otra han de pasar 48 horas.

Así, los diputados sustitutos de los tres encausados que han renunciado al acta (dos de JxCat y uno de ERC) tendrían hasta entonces para presentar todos los documentos necesarios para ser parlamentarios de pleno derecho y poder votar: son David Rodríguez (ERC), Sawla El Garbhi y Ferran Roquer (JxCat).

Los trámites incluyen tres pasos: recibir la credencial de la Junta Electoral; jurar o prometer la Constitución Española y el Estatut, y presentar su declaraciones de bienes y actividades ante el registro de la Cámara catalana.

Los dos últimos trámites son a iniciativa de los diputados pero para el primero dependen de la administración electoral, por lo que está en manos de la celeridad de la Junta Electoral que estos tres diputados tengan toda la documentación lista para el viernes.

Últimas noticias