Congreso de los Diputados

Sánchez exhibe mano dura con la banca antes del 28-A: rechazará el intento del PP de quitar el AJD

Sánchez exhibe mano dura con la banca antes del 28-A: rechazará el intento del PP de quitar el AJD
Pedro Sánchez. Foto: Europa Press

El grupo socialista en el Congreso se inclina por aprobar tan sólo las enmiendas técnicas que ha propuesto el Partido Popular en el Senado.

La ley hipotecaria llega al final de su tramitación tras un tortuoso procedimiento legislativo que se inició hace más de un año con una enmienda a la totalidad de Unidos Podemos en el Congreso y que acabará este jueves con la aprobación definitiva del texto, donde la mayoría de la Cámara Baja controlada por PSOE, UP y los nacionalistas, rechazará la mayoría de enmiendas propuestas por el Partido Popular en el Senado, para dejar tan sólo las "enmiendas técnicas" que no favorecen a los bancos.

Hace dos semanas, el Senado había aprobado una serie de enmiendas que suponían un alivio para los bancos al mejorar varios puntos clave como el tanto por ciento que tendrían que pagar los consumidores que amortizaran una hipoteca fija (lo doblaba) o sobre todo el polémico Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, que el partido de Pablo Casado eliminó para la compra de primera vivienda.

La propuesta del PP de Pablo Casado suponía la eliminación del impuesto para compras de primera vivienda, la mayoría de las que se producen

Sin embargo fuentes próximas al grupo socialista señalan que estas enmiendas serán rechazadas y que no hay intención de que salgan adelante. Se buscará consenso para que el impuesto hipotecario lo paguen los bancos, tal y como ya decidió el Gobierno que fuera mediante un real decreto-ley el 8 de noviembre del pasado año decretando que el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados lo paguen los bancos mediante la siguiente modificación: "Cuando se trate de escrituras de préstamo con garantía hipotecaria, se considerará sujeto pasivo al prestamista", acabando así con la indefinición jurídica que traía de los nervios al Tribunal Supremo.

Así, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez presentará de cara a las elecciones generales del 26 de abril una ley más dura contra la banca de lo que la propia regulación europea preveía y donde se ‘castiga’ a las entidades con el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, entre un 0,5% y un 1,5% del total de la hipoteca, que supondrá para la banca un gasto anual superior a los 500 millones de euros.

El PSOE tratará de explotar este posicionamiento del presidente como enemigo del sector bancario y ‘anti-ricos’, para tratar de robar espacio electoral a su socio parlamentario Pablo Iglesias. OKDIARIO ha contactado con fuentes de los grupos parlamentarios de Ciudadanos, PNV, ERC y Partido Popular, que no han manifestado cuál será el sentido de sus votos.

La vivienda, arma electoral

En la legislatura inacabada donde ha sido presidente, Pedro Sánchez no ha podido sacar adelante alguna de las medidas relativas a la vivienda que quería blandir también como arma electoral. Concretamente, el decreto que no pudo ser convalidado en el Congreso de los Diputados el pasado 22 de enero incluía medidas que Sánchez quería blandir electoralmente ya que facilitarían el acceso a la vivienda.

Según el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, esta medida legal rechazada "protege a los inquilinos, da seguridad a los arrendadores y pone dique a las prácticas abusivas del mercado por parte de los fondos de inversión". Ahora, el PSOE tiene una segunda oportunidad de dar una vuelta de tuerca al mercado hipotecario para conseguir más apoyo social.

Lo último en Economía

Últimas noticias