Empresas

Lidl recurre la sentencia de Thermomix y prolonga la batalla judicial por su robot de cocina

En Lidl no aceptan el varapalo del juzgado de lo mercantil número 5 de Barcelona, que dictaminó que debería retirar del mercado todos los ejemplares así como sus documentos comerciales de publicidad.

Lidl no acepta la durísima sentencia del juzgado de lo mercantil número 5 de Barcelona que el pasado 19 de enero la condenó a no poder comercializar y tener que retirar del mercado su robot de cocina Monsieur Cuisine Connect, por infracción de una patente de Thermomix a nivel español. Lidl ha decidido recurrir la sentencia a una instancia superior y prolonga de esta manera la batalla de su robot de cocina.

«Una vez analizada la sentencia, Lidl ha presentado un recurso para defender sus derechos en el marco de este proceso judicial que permanece abierto. Independientemente de cuál sea su resolución final, este proceso judicial no afecta en ningún caso a todos aquellos consumidores que hayan adquirido la Monsieur Cuisine. Por ello queremos transmitirles un mensaje de tranquilidad y garantizarles que pueden seguir utilizando el producto con normalidad y haciendo uso de todos sus servicios, incluyendo las garantías o el servicio postventa», ha dicho la multinacional alemana a este periódico.

Lidl ha recurrido a la Audiencia Provincial de Barcelona que tendrá que pronunciarse sobre el tema, en un caso que podría llegar ahora incluso al Tribunal Supremo

Lidl ha recurrido a la Audiencia Provincial de Barcelona que tendrá que pronunciarse sobre el tema y el caso podría llegar ahora incluso al Tribunal Supremo, en un procedimiento judicial que podría durar años. Mientras tanto, la durísima sentencia que mandaba el juez Florencio Molina no tiene por qué aplicarse todavía a la espera de que haya una sentencia firme, que se produce cuando no es recurrida ante una instancia superior.

Retirar Monsieur Cuisine Connect

El fallo duro del juez de Barcelona contra Lidl de hecho obligaba a la empresa a varias cosas:

La ejecución de la sentencia se paraliza con el recurso salvo que Vorwerk solicite una ejecución provisional, algo muy poco habitual en un caso así

Con el recurso a la Audiencia Provincial, que asegura que el caso se alargará durante todo el año 2021 mínimo, se paralizan todas estas acciones salvo que Vorwerk, propietario de Thermomix, decidiera pedir una ejecución provisional de la sentencia. Con esta petición, los abogados de Vorwerk podrían pedir que se empezara a ejecutar ya lo designado por el juez para evitar males mayores a su empresa pero tendrían que consignar daños eventuales si se revoca y si una instancia superior les quita la razón. Según fuentes jurídicas es poco habitual pedir una ejecución provisional en casos de estos.

Este periódico se ha puesto en contacto con los representantes de comunicación de los alemanes Vorwerk en España, que no han contestado a las preguntas.

Un 10% de las ventas

La sentencia del juzgado mercantil 5 de Barcelona puede considerarse realmente pionera ya que hasta ahora no ha habido otros fallos tan duros en Europa en la refriega entre Vorwerk y Lidl, que se está extendiendo por varios países. Sus efectos solamente implican al mercado español, donde Vorwerk solicitaba una compensación del 10% de sus ventas.

La indemnización a la que tendría que hacer frente Lidl si pierde el juicio, no sería de enormes cantidades para un grupo como el alemán

La indemnización a la que tendría que hacer frente Lidl si pierde el juicio, no sería de enormes cantidades para un grupo como el alemán: en caso de que se tuvieran en cuenta todas las máquinas de Monsieur Connect sería un máximo de 6,8 millones de euros atendiendo a sus números y según los cálculos que ha hecho OKDIARIO.

Pero en realidad, tan sólo se incluiría dentro de esta indemnización el modelo Monsieur Cuisine Connect, con un precio de 359 euros IVA incluido en el caso de la mayoría de las unidades. Hay que tener en cuenta que una parte de los robots colocados en el mercados corresponden al modelo Monsieur Cuisine Plus, con precio de 199 euros, que no es en principio el afectado por este juicio.