Las hipotecas fijas, ‘caballo de batalla’ de la banca

vivienda hipotecas
Firma de hipotecas (Foto: EP)
Comentar

Las hipotecas se han convertido de nuevo en el ‘arma’ imprescindible de los bancos para ganar la batalla. Con la euforia del mercado inmobiliario, el sector financiero ha querido llevar el agua a su molino y mejorar sus ofertas.

Desde 2011, las hipotecas a tipo fijo han ganado cuota y a día de hoy, representan el 40,2% del total. En sólo un año, el porcentaje ha crecido un 4%, según los últimos datos publicados por Banco de España (BdE). La futura subida de tipos de interés y el crecimiento escalonado del euríbor -indicador de referencia para la mayoría de hipotecas- nos hace pensar que la alternativa más rentable es endeudarnos a tipo fijo.

Los descuentos en las hipotecas a tipo variable parece que han tocado techo con el cambio de tendencia del euríbor y, ahora, tendrá -previsiblemente- un impacto en los préstamos hipotecarios.

El tipo de interés medio para las hipotecas a tipo variable es del 2,3%, mientras que el tipo para las hipotecas fijas es del 3,12%. Pese a que son tipos más altos, los bancos mueven ficha para ofrecer precios competitivos.

El ‘arma’ de los bancos

Uno de los primeros bancos en apostar por la hipoteca fija fue Abanca. La entidad gallega proporciona a los clientes una herramienta para comparar qué hipoteca -fija, variable o mixta- se adapta mejor a las necesidades de cada cliente.

En el caso de las hipotecas fijas, la hipoteca Mari Carmen a tipo fijo ofrece un tipo de interés TAE a 3,8%: la misma cuota par siempre. En el caso del tipo de interés TIN, se sitúa en el 2,05%. Es la opción más factible para aquellos que buscan estabilidad y seguridad al pagar una cuota fija.

Los plazos son variados en este caso: puede solicitarse desde 14 años hasta 30 años y los tipos de interés variarán en función del plazo que elijas.

Abanca también permite que los más indecisos opten por la hipoteca mixta: en este caso, el tipo de interés TIN se sitúa en el 1,99% durante los diez primeros años. A partir del undécimo año de pago, desde el Euríbor +1,30%, el TAE variable se sitúa en 3,2%.

Temas

Últimas noticias