Europeo de Fútbol Sala: España golea a Rusia 7-3 y logra su séptimo título continental

Europeo-fútbol-sala-España-Rusia
Los jugadores de la selección española celebran uno de los goles de Pola.

El partido arrancó con un fútbol sala muy físico, con un par de buenas intervenciones de los porteros Gustavo –el veterano brasileño nacionalizado ruso– y Paco Sedano. Miguelín revolucionó el partido saliendo del banquillo y una media chilena suya pudo haber sido el primer gol de España, pero se estrelló contra el travesaño.

Respondió Rusia con un tiro seco abajo de Romulo que sacó milagrosamente con el pie el portero mostoleño. El partido era intensísimo y Álex, máximo goleador del Europeo que también salió desde el banquillo, puso por delante a España a los 9 minutos en una jugada de estrategia. Aplaudía José Venancio López en el banquillo contento porque funcionaba su pizarra.

A España le sentó bien el gol hasta el punto de que los nuestros se fueron a asfixiar arriba a Rusia. Así llegó el segundo, con una presión combinada entre Rivillos y Pola, un auténtico pitbull en la recuperación de la pelota. Fue precisamente Pola quien aprovechó su propia presión para sentar a Gustavo con un recorte de cuerda y marcar el 2-0  a los 15 minutos.

El recital de fútbol sala coral de los de José Venancio López no había hecho nada más que comenzar. Dos minutos después Rivillos, otra vez de estrategia, haría el 3-0. Los jugadores españoles lo celebraban porque sabían que el tanto valía media final. Y en el mismo minuto mágico, el 17, Pola haría el cuarto después de otra magnífica presión sobre un jugador ruso.

Un primer tiempo casi perfecto

El partido dibujado en la cabeza del seleccionador español de fútbol sala estaba saliendo calcado. Rusia se desesperaba con ataques plagados de pérdidas y malas elecciones en la finalización. Pero a falta de cinco segundos para llegar al descanso Rómulo aprovechó un aclarado a Robinho para acortar distancias y hacer el 1-4.

España pudo sentenciar nada más comenzar la segunda parte, pero Gustavo evitó el quinto bajo palos ante el remate de Raúl Campos. Luego el árbitro perdonó la segunda amarilla a Carlos Ortiz, capitán de España, que nos habría dejado dos minutos con un jugador menos.

Con Rusia ya jugando de cinco, un error de Rómulo ante la presión de Miguelín provocó el 5-1 de España a falta de nueve minutos para terminar la final. Justo en la jugada anterior Paco Sedano había sacado una mano pletórica de reflejos. España agarraba un asa y media del Europeo.

Un latigazo de Robinho desde la banda derecha metía otra vez a Rusia en el partido a falta de 8 minutos. Era el 5-2 y volvía a haber final. El brasileño nacionalizado se picó con la mitad de la selección española, pero también se echó a su equipo a la espalda. Los nuestros pedían a gritos un tiempo muerto, pero José Venancio aguantaba y Paco Sedano salvaba a España bajo los palos.

Precisamente un paradón del portero español acabó en los pies de Miguelín, que marcó desde su propio campo con una vaselina espectacular. De idéntica manera llegó el séptimo, otra vez con Rusia de cinco, después de un robo de Rivillos que marcó desde su propio campo. A falta de 15 segundos para acabar Rusia haría el tercero, pero sólo serviría para maquillar el resultado. España era otra vez, la séptima, campeona de Europa.

Lo último en Deportes

Últimas noticias