Cerveza

¿Por qué la cerveza hace burbujas? ¿Y cuántas hay en un vaso?

cervezas burbujas
El motivo por el que se forman burbujas en la cerveza

Sea cual sea tu cerveza favorita, una cosa es segura: en la mayoría de los casos, notarás su espuma, esa capa ligera y blanca que se forma en la superficie es una característica única y una parte fundamental que no puede faltar y en la que además encontramos burbujas que permanecen también en el resto de la bebida. ¿Pero por qué la cerveza hace burbujas? ¿Y cuántas hay en un vaso?. La ciencia lo ha investigado para encontrar una respuesta e incluso se ha revelado qué burbujas son más grandes si las de la cerveza o las del champán.

¿Por qué la cerveza hace burbujas?

¿Alguna vez te has preguntado cuántas burbujas se forman en un vaso de cerveza? Para que salgas de dudas,  Gérard Liger-Belair y Clara Cilindre de la Université de ReimsChampagne-Ardenne, en Francia, han buscado y encontrado  una respuesta: entre 200.000 y 2 millones. De hecho, los científicos franceses calcularon el número de burbujas que se forman y suben a la superficie dando pie así a la formación de la espuma, en 250 mililitros de cerveza (una Lager ) vertida en un vaso a una temperatura de servicio de 6 ° C, hasta que la bebida se desgasifica.

El dióxido de carbono en la cerveza

Los investigadores midieron el dióxido de carbono presente en la cerveza vertida suavemente de la botella al vaso. Este gas se forma durante la fermentación: los azúcares, presentes en los cereales de los que se obtiene la cerveza, se convierten por acción de las levaduras en alcohol y dióxido de carbono (algunas cervezas, sin embargo, pueden carbonatarse como los refrescos). El dióxido de carbono permanece disuelto en el líquido, debido a la alta presión presente en el interior de las botellas, latas o bidones, pero es «liberado» después del descorche.

Las imperfecciones y cavidades invisibles presentes en el interior del vidrio (aunque sólo representan unas milésimas de mm) funcionan como centros donde el dióxido de carbono se agrega y forma burbujas que se elevan en filas ordenadas. Cuantas más imperfecciones haya en el cristal, más burbujas se crean. Sin embargo, también intervienen otros factores, como el tipo de vaso: si es alto, se forman burbujas más grandes, porque su diámetro aumenta a medida que suben a la superficie.

La comparación con las burbujas del champán

La ciencia no es nueva en estos cálculos. Previamente, GérardLiger-Belair había contado por ejemplo las burbujas que se pueden formar en una copa con 100 ml de champán : pues un millón (y muchas más si se vierte suavemente, manteniendo la copa inclinada, preservando el dióxido de carbono disuelto). Las burbujas en el champán en promedio tienen un diámetro de alrededor de un milímetro, mientras que las de la cerveza alcanzan alrededor de medio milímetro cuando alcanzan la superficie de la taza.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias