Una investigación realizada por la FOM y la Universidad de Amsterdam

¿Cómo se construyeron las pirámides de Egipto?

pirámides
Una técnica basada en la arena y el agua

Las pirámides de Egipto pueden definirse como una de las construcciones más famosas e impresionantes de la historia. Unas edificaciones espectaculares que sirvieron como tumba de algunos de los grandes faraones de la Antigüedad. Mucho se ha hablando de que esta gloriosa civilización recibió apoyo extraterrestre para construir estos imponentes edificios. La falta de material de obra moderno dificultaba mucho la edificación de las pirámides, y muchos aún dudan de que los esclavos y trabajadores pudieran construir estas pirámides sin ningún tipo de ayuda. Por eso hemos querido repasar un poco los libros de historia para resolver la típica pregunta ¿Cómo se construyeron las pirámides de Egipto? 

Una técnica infalible

pirámides
La astucia de los egipcios era impresionante

Según los datos de la investigación realizada por la Fundación para la Investigación Fundamental sobre la Materia (FOM) y la Universidad de Amsterdam, los egipcios utilizaban un sistema de trineos para cargar las piedras. Una técnica simple y efectiva que se basaba en humedecer la arena por la que se deslizaban consiguiendo así que el número de obreros necesarios se redujera a la mitad. «La fricción deslizante sobre arena se reduce enormemente al añadir un poco de agua», comenta Daniel Bonn, coautor del estudio.

Eso sí, para que todo este proceso ofreciera los mejores resultados eran necesarias las cantidades exactas de arena y agua. Es decir, pasarse con alguno de estos dos parámetros podría hacer que el trineo se quedase estancado y fuera casi imposible de mover. Recordemos que cada una de estas piedras tenía un peso medio de 2,5 toneladas, por lo tanto era fundamental acertar con la composición. Si las cantidades de agua y arena son correctas el líquido consigue conformar puentes entre los distintos granos de arena consiguiendo que se mantengan en su sitio durante todo el transporte. De esta forma, el camino se vuelve mucho más rígido impidiendo que la arena se acumule y obstruya el recorrido del trineo.

La prueba irrefutable

pirámides
Tumba de Djehutihotep

La constancia de que este sistema funcionaba se basa en la tumba de Djehutihotep. Uno de los jefes más famosos de las regiones del Alto Egipto durante el reinado de Amenemhat II, Sesostris II y Sesostris III. Unas pinturas ubicadas en las paredes de la cripta en las que se muestra como una persona dirige a los demás desde el trineo al mismo tiempo que arroja agua sobre la arena hallada en el suelo.

Cabe destacar que este descubrimiento puede aplicarse perfectamente a la forma de vida moderna. El transporte granular puede ahorrar una gran cantidad de energía innecesaria optimizando así el procesamiento del material y la sencilla conducción de los materiales más pesados. Ya ves, los egipcios siguen dándonos lecciones.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias