Manualidades

Cómo hacer cuadros con clavos y lana

Los cuadros con clavos y lana son una tendencia de lo más original a la hora de decorar cualquier espacio. Esa apariencia en 3D que nos ofrecen son ideales para darle vida a este pequeño rincón

Hacer cuadros con clavos y lana
Pasos para hacer cuadros con clavos y lana

Los cuadros con clavos y lana son una tendencia de lo más original a la hora de decorar cualquier espacio. Esa apariencia en 3D que nos ofrecen son ideales para darle vida a este pequeño rincón que queremos personalizar. La materia prima de estos cuadros es fácil de encontrar y muy económica. Una manera ideal de poder crear un elemento decorativo duradero y elegante con unos sencillos materiales, este proyecto te aportará ideas y te permitirá dejar volar tu imaginación. Toma nota de cómo hacer unos cuadros con clavos y lana preciosos, en una sola tarde de trabajo.

Materiales para hacer cuadros con clavos y lana:

  • Listones de madera
  • Clavos
  • Lijadora
  • Adhesivo de montaje
  • Lana de nuestro color favorito
  • Esmalte acrílico del color que más nos guste
  • Rodillo de espuma
  • Martillo

Cómo hacer cuadros con clavos y lana

  1. Hacer cuadros con clavos y lana es una manera perfecta de decorar cualquier espacio, nos aseguramos en primer lugar de hacernos con todos los materiales necesarios. Buscaremos unos listones de madera que podemos reciclar o comprar en las tiendas especializadas.
  2. Los listones de madera no tienen porque ser iguales, podemos hacer un cuadro con una forma irregular totalmente personalizable. Vamos a ir uniendo los listones con adhesivo de montaje, de esta manera conseguiremos tener la base perfecta para un cuadro con clavos y lana.
  3. Vamos a darle un poco de color a esta base, pintaremos del color que más nos guste. Vamos a empezar a hacer el diseño de nuestro cuadro. Con una hoja de papel vamos trazando las letras o la forme elegida. Podemos poner un nombre, una flor, una rosa, un animal, la imaginación es el límite.Cómo hacer cuadros con clavos y lana
  4. Con las letras o dibujos listos, marcaremos el punto en el que ponemos los clavos. Con la ayuda de un martillo los colocamos para que queden fijos y a la misma altura. Será la parte principal de nuestro cuadro en 3D que irá cogiendo forma gracias a la lana.
  5. Nos ponemos manos a la obra con la lana, vamos a ir anudando la lana en cada uno de los clavos. Trazaremos la figura o letras con esta lana, la densidad de los nudos que hagamos y de los pases entre cada uno de los clavos convertirá este cuadro en una auténtica obra de arte personalizada.

Solo nos quedará colocarle un colgador y poner en cuadro en ese rincón especial que habremos elegido. Con unos sencillos materiales y un poco de imaginación habremos creado una pieza digna de ser admirada.

Lo último en How To

Últimas noticias