Encuentro en el Wellington

Soraya sondeó con Cebrián la vuelta a la primera línea política como reveló OKDIARIO

Soraya sondeó con Cebrián la vuelta a la primera línea política como reveló OKDIARIO
Juan Luis Cebrián y Soraya Sáenz de Santamaría.

Como reveló este periódico, el pasado 1 de febrero, la ex vicepresidenta del Gobierno mantuvo un largo desayuno con el ex presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, en uno de los salones del hotel Wellington de Madrid, con quien compartió sus confidencias sobre sus intenciones políticas. 

Soraya Sáenz de Santamaría ya sondeó con el ex presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, su vuelta a la primera línea política, como avanzó en exclusiva OKDIARIO. 

Como reveló este periódico, el pasado 1 de febrero, la ex vicepresidenta del Gobierno mantuvo un largo desayuno con Cebrián en uno de los salones del hotel Wellington de Madrid, con quien compartió sus confidencias sobre sus intenciones políticas.

En aquella reunión, descubierta por OKDIARIO, Soraya planteó a Cebrián la vuelta del PP ‘auténtico’, que ahora quiere recuperar en el caso de que Pablo Casado anote un mal resultado el próximo 28 de abril.

En el transcurso de la conversación, que se alargó por espacio de dos horas, la ex número dos del Gobierno de Mariano Rajoy sondeó a su interlocutor sobre su futuro en el Partido Popular: “¿Si vuelvo a la primera línea política, ¿cómo lo tratarás?, le espetó al periodista. A lo que el hombre clave de Prisa durante los últimos 40 años le contestó: “Cuenta con mi apoyo para lo que necesites”.

La conversación fue seguida de cerca por un seguidor de OKDIARIO quien, además de acercar la oreja y escuchar parte del diálogo, fotografió a la pareja en pleno desayuno.

Como contó este periódico, Soraya y Cebrián accedieron juntos al salón del hotel Wellington a las 9 de la mañana. Antes los escoltas de la ex vicepresidenta escogieron la mesa para el encuentro tras realizar una inspección ocular de seguridad. Ambos mantuvieron una charla animada de casi dos horas ya que abandonaron el local sobre las 11 de la mañana.

Soraya, que siempre fue considerada por sus compañeros de partido como la mujer de Prisa en el Gobierno de Rajoy, perdió las primarias a la Presidencia del PP. Tras ser derrotada por Pablo Casado, renunció a su acta de diputada el 10 de septiembre pasado y anunció su retirada de la política. Un mes más tarde fue designada miembro del Consejo de Estado por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez.

Su nuevo destino de consejera electa, aunque no está retribuido, sí le permite el ejercicio de otra actividad profesional y el cobro de las dietas oficiales por su asistencia a los plenos de la institución. Su designación es para un periodo de cuatro años.

Poco antes de su nombramiento, Sáenz de Santamaría había mostrado ya abiertamente su distanciamiento de Casado. E incluso del día a día del partido.

Sus confidencias a Cebrián daban a entender que su abandono de la política es provisional y que no renuncia a presentarse nuevamente a la Presidencia del PP. La ex vice queda al acecho de los resultados que coseche Casado en las próximas elecciones municipales, autonómicas y europarlamentarias para asaltar Génova.

Sáenz de Santamaría lleva tiempo sondeando la posibilidad de una vuelta activa a la política.

"PP auténtico"

Como publica OKDIARIO, Soraya ha protagonizado distintos encuentros con su viaja guardia y no duda en calificar a esas reuniones de "PP auténtico".

Los propios militantes y compromisarios populares no creen que ese sea el “PP auténtico” –por eso votaron a Pablo Casado-, pero lo cierto es que algunos de los más fieles seguidores de Soraya Sáenz de Santamaría acuden a esas comidas y encuentros en los que se habla abiertamente de la posibilidad de un fracaso electoral el 28A, hay que recordar que el resultado de los comicios andaluces apunta lo contrario, y de que en ese caso, la oportunidad de volver a pelear por el partido podría abrirse para apear a Casado y tomar el control por parte del ‘sorayismo’.

Es decir, retornar a la herencia de Mariano Rajoy. Entre los habituales de esos encuentros están Cristóbal Montoro, Álvaro Nadal, Íñigo Méndez de Vigo o Pedro Arriola -marido de Celia Villalobos, quien en estos momentos se encuentra ya de salida de la primera fila política, precisamente, tras la llegada de Pablo Casado al poder del PP-. Gente todos ellos que apostaron fuertemente por la candidatura de Sáenz de Santamaría en las primarias y que vieron frustrados sus esfuerzos.

No se trata de la única iniciativa que baraja Soraya Sáenz de Santamaría. La ex vicepresidenta ha planteado a sus comensales habituales incluso la posibilidad de dar forma institucional a esos encuentros y constituir una especie de think tank basado en la defensa de la labor realizada por todos ellos durante la etapa de mandato de Mariano Rajoy.

Lo último en España