Sánchez no da ejemplo ni a sus ministros: se coge las vacaciones más largas de su Gobierno

El presidente se ha instalado en la residencia oficial de La Mareta, en Lanzarote, y luego viajará a Doñana (Huelva).

Pedro Sánchez con un jet privado utilizado para viajar a Palma
Pedro Sánchez con un jet privado utilizado para viajar a Palma

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya está de vacaciones. El líder socialista ha volado este miércoles desde la base aérea de Torrejón de Ardoz hasta la isla canaria de Lanzarote para instalarse unos días, junto a su esposa Begoña Gómez, sus hijas y sus mascotas, en la residencia oficial de La Mareta, en Lanzarote. Un regalo de Don Juan Carlos a Patrimonio Nacional. Sánchez es el miembro del Gobierno que se cogerá un período vacacional más largo, en plena oleada de rebrotes del coronavirus.

El jefe del Ejecutivo tiene previsto quedarse en La Mareta una semana. En los últimos días se han realizado obras para garantizar la privacidad e intimidad de la familia del presidente. En concreto, se han levantado unos muros más altos para evitar que los fotógrafos puedan captar imágenes de Sánchez, su esposa o sus hijas disfrutando de los días de vacaciones. Desde el recinto de La Mareta, los Sánchez-Gómez tienen acceso a una playa privada que les permite darse un baño o tomar el sol sin ser vistos.

Desde Lanzarote el presidente volará a Palma de Mallorca, para, de forma puntual, interrumpir durante un día sus vacaciones para reunirse con Felipe VI en el tradicional despacho de verano en el Palacio de Marivent. La cita con el jefe del Estado está prevista para el miércoles 12 de agosto. Además de la reunión con el Rey, ese día el jefe del Ejecutivo también se reunirá con la presidenta de las Islas Baleares, la socialista Francina Armengol, en el Consolat de Mar, sede del Gobierno autonómico.

Tras su paso por Lanzarote y Mallorca Pedro Sánchez volverá a hacer las maletas, en este caso, para desplazarse hasta el sur. La familia presidencial volverá al Palacio de Las Marismillas, en Huelva,lugar al que han acudido en los últimos dos años. Allí descansarán en otra finca propiedad de Patrimonio Nacional con todos los lujos, privilegios y servicio de una residencia vacacional de estas características. Según fuentes de su entorno, aprovecharán para salir de forma privada a los pueblos del alrededor. Algunos alcaldes socialistas de la zona ya esperan su llegada.

En total, Sánchez se pasará más de quince días de vacaciones en un momento de muchas dificultades para gran parte de la sociedad española y para el Gobierno que él preside. Tras el último Consejo de Ministros del curso político, celebrado este martes, el presidente no tiene previsto volver a convocar a sus ministros hasta el 25 de este mismo mes. No obstante, si la situación sanitaria lo requiere, Moncloa admite que podría convocar una reunión extraordinaria de su gabinete. Todos los ministros tienen la obligación de estar permanentemente localizados y a menos de dos horas de Madrid en coche o avión.

A diferencia de Sánchez otros ministros como el de Sanidad, Salvador Illa, el del Interior, Fernando Grande Marlaska o la de Hacienda, María Jesús Montero, se quedarán en sus despachos la mayoría de días, bien para seguir de cerca la evolución de la pandemia o para acabar de perfilar el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado. Los tres ministros sólo prevén ausentarse «unos pocos días» para descansar junto a sus familias. También la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, se mantendrá en Madrid llevando el peso del Ejecutivo para evitar dejar parcelas de poder a Pablo Iglesias.

Lo último en España

Últimas noticias