Consejo de Transparencia

Sánchez desobedece al Consejo de Transparencia: declara secretas sus reuniones con el especulador Soros

Transparencia dio a Pedro Sánchez un plazo de diez días para revelar si había mantenido más reuniones en La Moncloa con el magnate, tras el encuentro revelado en exclusiva por OKDIARIO y que tuvo lugar en junio del año pasado

Una vez más, Pedro Sánchez ignora al Consejo de Transparencia. En esta ocasión, rechazando el requerimiento de información sobre sus reuniones con el especulador de las finanzas húngaro George Soros. 

Transparencia dio a Sánchez un plazo de diez días para revelar si había mantenido más reuniones en La Moncloa con el magnate, tras el encuentro revelado en exclusiva por OKDIARIO y que tuvo lugar en junio del año pasado.

La resolución del organismo encargado de garantizar la transparencia de la actividad pública estimaba una reclamación sobre la negativa del Gobierno a revelar si, además de la de junio, se habían producido «cualquier otra reunión entre dicho empresario con el presidente del Gobierno, desde junio de 2018 y hasta mayo de 2019» y, en su caso, «qué día se produjo la reunión y si ésta se llevó a cabo en el Palacio de la Moncloa».

La solicitud se recibió en la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno, que respondió así al interesado: «Se indica que Pedro Sánchez Pérez -Castejón se reunió con el empresario George Soros en el Complejo de la Moncloa el pasado día 27 de junio de 2018». Es decir, confirmando únicamente el encuentro revelado por este periódico, pero sin responder a si, desde entonces, Pedro Sánchez se había reunido en más ocasiones.

Así se dirigió el demandante a Transparencia, alegando que Presidencia «no dice nada sobre si ha habido alguna reunión posterior con dicho empresario tal y como se solicitó».

Recibida la reclamación, el expediente fue remitido en agosto de nuevo a Presidencia del Gobierno, para que pudiera realizar las alegaciones oportunas, sin respuesta alguna. Un mes después, se reiteró la solicitud, «con el mismo resultado negativo», se informaba en la resolución, «a pesar de constar en el expediente la notificación por comparecencia del requerimiento de alegaciones».

En la resolución, Transparencia señalaba que, aunque Moncloa confirma la reunión de junio de 2018, «es posible que -desde entonces-se haya mantenido una nueva reunión. Ese dato se desconoce por cuando no ha sido confirmado ni desmentido expresamente por la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno». El organismo, en consecuencia, estimó la solicitud y dio 10 días al Gobierno en funciones para responder. El plazo expiró sin que el Ejecutivo socialista aportase la información que se le requería.

Pedro Sánchez ya intentó ocultar su encuentro de junio pasado, del que no se informó en la agenda oficial. El independentismo catalán y la privatización de Bankia fueron dos de los asuntos principales que se abordaron en la reunión secreta, como también reveló este periódico. 

Apoyo al independentismo

El magnate Soros mantiene desde hace años vínculos con el separatismo, que ha apoyado económicamente a través de distintas fundaciones.

Con una fortuna estimada de 24.000 millones de dólares, es uno de los hombres más ricos del planeta según la revista Forbes. Además, se le ha relacionado con los crecientes flujos de inmigración a Occidente y también con los lobbys feministas o LGTBi.

Muchas son las teorías que sitúan a Soros como planificador de una estrategia mediante la cual se pueda sacar beneficio de la inmigración. El multimillonario ha financiado distintas campañas a favor de la inmigración ilegal durante los últimos años.