Sanidad

El PP denuncia el «deterioro de la Sanidad» en Melilla y pide al Gobierno que le ceda su gestión

Las ciudades autónomas no tienen competencia en Sanidad como las Comunidades

Imbroda pidió sin éxito en enero que se entregase la gestión para "mejorar la calidad asistencial"

Sanidad PP
Una de las diputadas 'populares' firmantes, Esther Muñoz.
Rafael Molina

El Partido Popular ha solicitado al Gobierno que le ceda la gestión de la Sanidad en Melilla para que «se gestione desde mucho más cerca» y porque el Ejecutivo estatal, que es el titular de esta competencia, consideran desde el PP que adolecen de «falta de diálogo y de voluntad real para materializar soluciones» al «deterioro de la Sanidad» que provocó, según el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, la huelga «más larga del colectivo médico en España».

El PP ha presentado una Proposición no de ley en el Congreso de los Diputados y una moción en el Senado para solicitar al Gobierno «con urgencia» una «encomienda de gestión entre el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria y el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Melilla». Es decir, que le ceda a la Ciudad Autónoma la gestión de la Sanidad. Este instrumento jurídico lo pone en práctica la administración pública que, teniendo competencias sobre una actividad, decide cederla a otra administración, porque considere que posee de una capacidad idónea para desarrollarla.

A través de este procedimiento sólo se cederían unas tareas en concreto de las relativas a Sanidad, es decir, no implicaría que las competencias pasasen a ser de la Ciudad Autónoma de Melilla, sino que solo se encargarían de administrarlas.

El caso de Ceuta y Melilla es distinto al de las Comunidades Autónomas, que sí tienen las competencias en Sanidad. El Ministerio del ramo creó el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) en 2001 y un año después se le dio forma a este organismo. A pesar de que con su creación se descentralizaban las competencias de Sanidad, no era así para las ciudades autónomas. Por tanto, el INGESA mantenía «la gestión de las prestaciones sanitarias en el ámbito territorial de las Ciudades de Ceuta y Melilla».

Desde el PP se quejan del «deterioro de la Sanidad en las Ciudades Autónomas que desembocó en marzo de 2023 en una huelga de médicos» que, recuerdan los populares, fue «calificada desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos como la más larga del colectivo médico en España en toda la historia del Sistema Nacional de Salud».

El partido que encabeza Alberto Núñez Feijóo a nivel nacional se hace eco de las quejas de los sindicatos médicos de Ceuta y de Melilla que expresan la «insuficiencia en la dotación de profesionales sanitarios -residentes incluidos-, el exceso continuado de las guardias mal retribuidas, la sobrecarga asistencial, el envejecimiento de las plantillas, la falta de planificación ante las jubilaciones próximas, complementos de exclusividad absurdos, el desbordamiento de las agendas en Atención Primaria», entre otras cosas.

En concreto, en Melilla, rememora el PP que las asociaciones han criticado los «constantes retrasos en la puesta en marcha del nuevo hospital universitario» además de la «falta de transparencia en los procesos de privatización del Hospital Comarcal» y que se deja ver, más específicamente, con el «servicio de colonoscopias y gastroscopias».

Denuncia ante la Fiscalía

El caso de Ceuta, más grave a ojos del PP, llevó a los profesionales médicos a elevar una denuncia ante la Fiscalía en el año 2023. Por su parte, lo que estaba sucediendo en Melilla despertó la queja del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, que presentó una cuestión ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo en noviembre de 2023. En ella, se lamentaban del «deterioro de las condiciones laborales de los médicos del servicio público».

También actuó el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda. El dirigente popular fue el primero en su partido que solicitó en el pasado mes de enero una encomienda de gestión para «mejorar la calidad asistencial». Además, el líder melillense argumentó que era «indispensable» dotar «a la comunidad sanitaria de los profesionales y medios técnicos necesarios para que los melillenses tengan una sanidad de calidad al igual que en el resto de España». Una propuesta que no ha aceptado hasta ahora el Ministerio de Sanidad que encabeza Mónica García, política de Más Madrid.

De acuerdo con la formación con sede en la madrileña calle de Génova, la acción de gobierno de la política madrileña se caracteriza «por la falta de diálogo y de voluntad real para materializar soluciones diligentes con las que resolver la situación». Aun así, no limitan sus críticas a la recién llegada a la cartera de Sanidad, sino que expresan que amplían su crítica a las «tres personas que han estado al frente del Ministerio de Sanidad en los últimos once meses». Tres ministros que desde el PP censuran que no han «podido, sabido o querido dar soluciones tangibles y efectivas» al problema de la Sanidad en Melilla.

El PP ha solicitado, además de la encomienda de gestión, el traslado de los «recursos humanos, económicos, estructurales y materiales que resulten necesarios para garantizar una asistencia sanitaria de máxima calidad en la Ciudad Autónoma de Melilla».

Lo último en España

Últimas noticias