Última hora Cataluña

La delegación de Gobierno impide a Casado visitar a la cúpula policial como ha hecho Sánchez

El líder del PP, Pablo Casado, no ha podido reunirse con los mandos policiales que participan en el dispositivo contra los radicales separatistas de Barcelona

La delegación de Gobierno impide a Casado visitar a la cúpula policial como ha hecho Sánchez
Pablo Casado no pudo visitar a la cúpula policial (Foto: EFE)

La Delegación del Gobierno en Cataluña ha impedido a Pablo Casado acceder, este lunes, a la Jefatura Superior de Policía, dentro de su viaje a Barcelona.

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, sí ha podido visitar en cambio a los mandos policiales e interesarse por los agentes que participan en el dispositivo que hace frente al caos violento por la sentencia del ‘procés’.

Desde el Ministerio del Interior se aseguró que la prohibición de entrada responde al "mismo protocolo de siempre" porque, justifica, "los partidos nunca han tenido autorización para entrar en jefaturas o delegaciones".

Desde el departamento de Grande-Marlaska, y a preguntas de Europa Press, se añadió que las visitas no pueden interrumpir el funcionamiento diario de las dependencias policiales y que el protocolo obliga a la "neutralidad política".

"Probablemente no podremos entrar porque querrá entrar él", dijo Casado este lunes. El dirigente ‘popular’ consideró que la visita de Sánchez les parecía "estupenda" pero aseguró que su partido "no está en el electoralismo".

"Cuando hemos llegado no nos han permitido la entrada", lamentan desde el PP. Según estas fuentes, la excusa que les han dado es que no se encontraba el comisario jefe. "Pero la culpa no es de la policía. Ellos reciben órdenes", matizan las mismas fuentes, que atribuyen la prohibición a la delegación del Gobierno en Cataluña.

Sánchez, en cambio, sí ha podido encontrarse con los mandos policiales. El socialista no ha atendido a los medios de comunicación, aunque La Moncloa sí ha distribuido distintas imágenes y vídeos de la visita.

"En estos momentos es muy importante garantizar la moderación que representan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para asegurar esa convivencia que ahora mismo está puesta en cuestión", dijo a los policías durante su visita. Añadió que "la crisis no ha acabado, tenemos que persistir, nosotros somos mucho más persistentes, más cabezotas".

Sánchez ha visitado también a los policías heridos que se encuentran en los hospitales Sagrado Corazón y Sant Pau. A las puertas de éste último se han concentrado centenares de separatistas, que han recibido al presidente en funciones con gritos, abucheos y pancartas a favor de los condenados por el ‘procés’. Entre ellos se encontraban incluso médicos y enfermeros del propio centro.

Antes de viajar a Barcelona, Sánchez remitió una carta al presidente catalán, Quim Torra, en la que le recordaba que "el primer deber de cualquier responsable público es velar por la seguridad de los ciudadanos, así como por la seguridad de cualquier espacio público o privado frente a las conductas violentas. El segundo es preservar la convivencia entre todos los integrantes de la sociedad civil y evitar la fractura de su comunidad. Su conducta se ha movido en los pasados días justamente en sentido contrario".

El presidente, en cambio, no ha tomado medidas para responder a la situación de violencia extrema que se registra en Cataluña.

El dirigente separatista le ha respondido emplazándole a una reunión "hoy mismo" y le anunciaba una nueva llamada -Sánchez no le ha respondido al teléfono-"para volverle a ofrecer un diálogo sin condiciones".

Lo último en España

Últimas noticias