Se levantan las alfombras de la Generalitat

Puigdemont se gastó 1,6 millones públicos al año siendo president en comidas, viajes y vestuario

carles puigdemont
Carles Puigdemont en la ópera.

El fugado Carles Puigdemont se ha gastado 1,6 millones de euros anuales de las arca públicas en viajes, comidas y vestuario, entre otros gastos. La investigación judicial al entramado montado por los golpistas está sirviendo para abrir las cuentas de gastos de las que disfrutaban los sufridos separatistas. Y las cifras asustan: un sueldo de más 150.000 euros anuales –casi el doble que el de Mariano Rajoy–, unos gastos personales en vestuario de 24.500 euros o viajes por valor de más de 80.000€. Todo ello se convirtió en el día a día de una factura personal de gastos presidenciales que alcanzó en 2016 y 2017 los 1,6 millones de euros.

Los informes contables a los que está accediendo la Justicia muestran una administración catalana que no escatimó en gasto alguno por el separatismo. Pero tampoco en gasto alguno para los defensores del golpe de estado. Y el primero de ellos, para el propio Carles Puigdemont.

El ex presidente de la Generalitat fugado ha disfrutado de un amplio presupuesto personal de gastos. En primer lugar, su sueldo ha ascendido a 145.471 € en el año 2016, un 78% superior al sueldo del presidente el Gobierno Mariano Rajoy. Pero en 2017, el sueldo del ex presidente regional subió en 10.000 € anuales, un 6,3% superando los 155.000 € y prácticamente duplicando el sueldo del Jefe del Gobierno nacional.

Pero quizás su sueldo sea lo de menos a la vista del dispendio generalizado. Porque Puigdemont y su Gobierno han incurrido en importantes gastos de representación relacionados con la actividad propagandística del separatismo. Tanto dentro de España, como fuera. En total, esta partida de gasto ha ascendido a 2,3 millones de euros en 2016, y elevándose un 11,4% en 2017 hasta los 2,5 millones.

Medio millón anual en viajes al extranjero

Si de esa partida se seleccionan los viajes y transportes utilizados con presencia directa de Puigdemont, es fácil hacerse una idea del gasto personalmente ocasionado por el fugado y depuesto mandatario. Así, en 2016 el gasto en este concepto alcanzó los 670.000 €, la mayor parte del cual, 464.000 €, se atribuye a gastos en viajes al exterior. En 2017 y con la cercanía del golpe, el presupuesto se incrementó en 35.600 €, el 5,6%, tocando el medio millones de euros solamente en este concepto. Destaca el incremento del presupuesto en el concepto “transporte”, del 253% entre un año y otro.

Puigdemont se gastó 1,6 millones públicos al año siendo president en comidas, viajes y vestuario

Los viajes del presidente al exterior, además, no parecían marcados por la pauta de la austeridad: sólo uno de ellos, que se produjo entre el 26 y el 30 de marzo de 2016 y en el que Puigdemont decidió hacerse acompañar por Römeva, rozó los 90.000 euros. Ambos se desplazaron a Estados Unidos, lo que supuso unos costes de 88.214,46 €.

Un millón en gastos de protocolo

Los actos institucionales del presidente y las atenciones protocolarias del propio presidente y de sus altos acompañantes –altos cargos– más directos ascienden, así, al 1 millón de euros. con un incremento en 2017 de 80.400 €, un 8,8%. El incremento se explica por el mayor presupuesto para actos institucionales del presidente en 100.000 €, y por un incremento del presupuesto para vestuario que pasó de 10.500 € a 24.500 €. Hay que recordar que por una partida similar, pero en maquillaje, el presidente Macron soportó un importante escándalo en Francia.

En resumen, todo un abanico de gastos de nada menos que 1,6 millones de euros provocados, en gran medida, por sus dispendios desmedidos y por su decisión de cruzar medio mundo con el argumento de que tenía que divulgar la idea de una Cataluña independiente. La independencia no la ha conseguido, pero los viajes sí los ha efectuado.

Comentar

Últimas noticias