Economía
OCU

Son los mejores turrones del supermercado y no lo decimos nosotros, lo dice la OCU

Los mejores turrones que podemos encontrar en el supermercado según la OCU

Los turrones con sabores nunca vistos son de Pepina Pastel: artesanos y hechos en España

  • Blanca Espada
  • Redactora de contenidos en OkDiario. Escribiendo para blogs y empresas de contenidos digitales desde 2007.

Cuando llega la Navidad, los turrones se convierten en los protagonistas indiscutibles de nuestras mesas festivas. No pueden faltar y lo mejor de todo es que podemos encontrar especialidades y variedades para todos los gustos. Sin embargo no siempre elegimos los mejores en lo que respecta a calidad-precio así que para descubrir cuáles son, nada como dejarse asesorar por la opinión de los expertos. Toma nota, porque estos son los mejores turrones de supermercado y no lo decimos nosotros, lo dice la OCU.

Los mejores turrones del supermercado según la OCU

El origen árabe de estos dulces, principalmente elaborados con almendra, miel, azúcar o clara de huevo, ofrece una amplia gama de sabores que van desde los clásicos duros y blandos hasta opciones innovadoras como los de coco, yema tostada, frutas o nueces.

¿Pero cuáles son los mejores? la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), evaluó en su momento diversas variedades de turrones, analizando composición, etiquetado, sabor, textura y aroma. Y en su estudio destacaron tres categorías principales: los turrones de chocolate, los duros y los blandos.

En el caso de los turrones de chocolate, la OCU concluyó que ninguna de las 17 variedades analizadas alcanzaba una calidad considerada buena. Algunas de ellas fueron catalogadas como ‘malas’ debido a la mezcla de manteca de cacao con grasas vegetales de menor calidad, como la palma o el karité, y el uso de aditivos para enmascarar estas carencias.

El turrón de chocolate, con su sabor intenso y textura fundente, debe elegirse cuidadosamente, priorizando aquellos que utilicen ingredientes de alta calidad y eviten grasas vegetales de menor calidad para garantizar una experiencia auténtica y satisfactoria al paladar.

El mejor turrón duro según la OCU

En la categoría de turrones duros, la OCU destacó el turrón Dor de Lidl como el mejor en relación calidad-precio. También en su análisis destacaro el turrón de Alicante Eroski Seleqtia y el de Antiu Xixona. En este caso los dos turrones cuentan con Indicación Geográfica Protegida (IGP) de Jijona.

El turrón duro, conocido por su firmeza y consistencia quebradiza, elaborado principalmente con almendra, azúcar y miel, debe buscarse con atención para lograr la dureza adecuada sin ser demasiado duro.

El mejor turrón blando según la OCU

En los turrones blandos, la OCU consideró que el turrón de AntiuXixona era el mejor evaluado, aunque también elogiaron el turrón blando de Delaviuda Dor.

El turrón blanco, o turrón de Jijona, con su textura blanda y cremosa, elaborado con almendra molida, azúcar, miel y clara de huevo, se destaca por su suavidad y tradición.

Optar por los turrones recomendados por la OCU brinda una mejor relación calidad-precio, evitando productos de menor calidad que, a pesar de tener un precio más bajo, pueden resultar insatisfactorios.

Siguiendo las recomendaciones de la OCU, los consumidores pueden disfrutar de una experiencia gastronómica más satisfactoria durante las celebraciones navideñas, aumentando las posibilidades de deleitarse con un producto de excelencia.

Consejos para elegir el turrón esta Navidad

Un buen turrón se distingue por características que influyen en su calidad, sabor y experiencia sensorial. La calidad de los ingredientes, la combinación adecuada, la textura, la presentación y la autenticidad son clave.

La base de un buen turrón reside en la calidad de sus ingredientes, especialmente las almendras. La proporción exacta de almendra, miel y azúcar determina la textura y el equilibrio de sabores dulces y almendrados.

Dependiendo del tipo, el turrón puede ser blando o duro. Un buen turrón blando debe ser suave y cremoso, mientras que el turrón duro debe ser firme pero fácil de cortar, con almendras enteras.

Un turrón de calidad debe tener un aroma característico a almendra tostada y un sabor intenso y equilibrado. La presentación limpia y la correcta conservación son esenciales.

La autenticidad del turrón puede verse reflejada en su procedencia, como los turrones con Indicación Geográfica Protegida (IGP), que garantizan una producción acorde a métodos tradicionales y regionales específicos, asegurando una calidad superior.

En conclusión, al seguir las recomendaciones de la OCU y prestar atención a las características clave de un buen turrón, los consumidores pueden disfrutar de una selección de alta calidad y una experiencia gastronómica inolvidable durante las celebraciones navideñas.