Tecnología

Núñez (Telefónica Tech): «Este año o el próximo explotará el uso del blockchain en las pymes españolas»

  • Carlos López

Aunque hace falta mucha pedagogía aún en las empresas españolas para abordar la digitalización, tecnologías como el blockchain podrían dar el gran salto hacia adelante próximamente, a medida que las pymes van tomando conciencia de la importancia que tiene esta y otras innovaciones en la marcha cotidiana de sus negocios, en un momento económico delicado como el actual.

«Estamos entendiendo que empieza a haber muchos casos muy concretos de uso donde, efectivamente, tiene valor», señala José Luis Núñez, responsable de blockchain de Telefónica Tech, en una entrevista con OKDIARIO.

Telefónica Tech lanzó el año pasado un servicio de certificación basado en esta tecnología, que permite a cualquier empresa autentificar documentos, transacciones, proyectos, archivos o cualquier tipo de contenido digital. Y aunque Núñez admite que por ahora está «a medio camino entre la innovación y el negocio de verdad», pronostica que «este año o el próximo explotaremos en el uso del blockchain en las pymes españolas».

El blockchain o cadena de bloques permite la creación de ecosistemas de confianza para el intercambio digital de información en los que, gracias a la criptografía, los datos que se registran o comparten entre los participantes de una red no pueden modificarse o eliminarse sin dejar evidencias de ello. Además, posibilita un registro de la secuencia cronológica del proceso, que vela por la transparencia de la documentación que se transporta y almacena, lo que favorece la ausencia de discrepancia entre las partes y la reducción de los costes de verificación de la información.

Eso se puede aplicar a cualquier archivo: una presentación, un vídeo, un PDF, una imagen, etc.  Pero ¿qué utilidad tienen ese tipo de certificaciones? Pues son muy importantes en el campo de los secretos empresariales para demostrar cualquier fuga de información o copia ilegal de software. «Eso te permite ejercer tus derechos de propiedad intelectual», indica este experto.

Control de la cadena logística

Puede implementarse también en certificados académicos o en la cadena de suministro, en la que intervienen muchos actores con diferentes funciones. Permite establecer una trazabilidad en el proceso para tener una visibilidad total si, por ejemplo, se produce una interrupción en una fábrica en un lugar del mundo. «De esa manera, se puede minimizar el impacto en el negocio», ilustra Núñez.

Mediante la aplicación del blockchain, la empresa tiene la capacidad de aumentar su control sobre el proceso al disponer del historial completo del ciclo de vida del producto, con la posibilidad de compartirlo con todos los participantes en tiempo real al trabajar en el entorno de la nube, lo que ayuda a la toma de decisiones conjuntas y a una mayor eficiencia de los activos.

De ese modo, se puede actuar sobre diferentes partes de la cadena logística: fabricación y transformación de productos, distribución e integración de operadores, gestión y planificación de inventarios en almacenes propios y de terceros, o el control y supervisión de las contratas de venta/instalación.

Esto tiene mucha demanda en la industria agroalimentaria, apunta Núñez, ya que busca certificar el origen de los productos, desde una botella de aceite que viene de una cuba determinada, a un pan elaborado con trigo ecológico o a un huevo. Pero también puede ser útil para garantizar que en un barrio se ha recogido la basura una serie de veces o para demostrar la idiosincrasia verde de la energía que se usa, con lo que se evita el coste de una auditoría que así lo pruebe.

En conclusión, las empresas ahorran con el blockchain en procedimientos de verificación a posteriori o en pleitos legales. Funciona como un seguro y es eficaz tanto para un transportista que quiere constatar su hora de llegada al punto de destino como para cualquier siniestro en el hogar, como una gotera, que se quiera registrar a través de una foto con el móvil. «Con eso se evita que un tercero dude de la información porque me guardo evidencias para demostrarlo», aclara.

Núñez destaca que, frente a la firma digital tradicional que debe incorporar cada documento que se intercambia -ya sean facturas, albaranes, notas de entrega, recepción de pedidos, etc.-, al certificar el proceso completo, el coste para generar confianza se abarata en un 90% si se aplica el blockchain.

Número de proyectos limitado

Con todo, el volumen de proyectos solo de blockchain de Telefónica Tech es «limitado», confirma Núñez, que cree que «tiene más potencia combinado con otras tecnologías como solución integral, dado que es un componente más de la transformación digital que se está implantando en muchos campos». Eso se debe en parte a que las empresas españolas aún no conocen bien su utilidad, al tratarse de «una tecnología complicada» y que actualmente «solo tiene que ver con las grandes empresas», agrega.

«Parece que el blockchain se sigue aplicando al mundo de frikis que no tiene nada que ver con la vida real», reflexiona Núñez. Por eso, Telefónica Tech ha elegido una fórmula para «simplificar» este proceso de adopción para las pequeñas empresas, eliminando barreras para las pymes, que necesitan más que nunca ganar en productividad y competitividad. Para ello, pone a disposición de sus clientes una página web en la que certificar un fichero es como subir un archivo adjunto dando a un botón, asegura.

«Intentamos generar productos muy sencillos, que no tengan un elevado coste económico ni de esfuerzo», comenta, con lo que las empresas no tienen que emplear tiempo en la comprensión del blockchain, ni dinero en la contratación de un experto tecnológico.