Emprendedores

La importancia de la retribución variable

microempresa
Las claves de la retribución variable.

Uno de los aspectos más complejos de marcar en un trabajo es la retribución. Los distintos convenios colectivos fijan una serie de mínimos a cumplir según el puesto que se ocupa, determinado por una categoría específica. Ahora bien, este hecho puede tener un efecto desmoralizador entre aquellas personas más motivadas que desempeñan su trabajo de una forma más eficiente. Observan que, a pesar de ofrecer una mejor rentabilidad, su sueldo es el mismo que otros que no son capaces de realizar el desempeño igual.  Como consecuencia, pueden caer en el desencanto y reducir su nivel de esfuerzo porque no reciben ningún tipo de retorno.

¿En qué contextos establecer una retribución variable?

En algunos trabajos, por lo tanto, es interesante introducir algún tipo de remuneración variable para fomentar la motivación del personal. Los casos en los que es más necesario son los siguientes:

  • Comerciales: es el caso más paradigmático de la retribución variable. Se establecen una serie de parámetros en los cuales se marca la remuneración que se recibirá según una determinada horquilla de ventas y otros aspectos cualitativos de este trabajo, como la información que se obtiene del público objetivo. Es importante fijar objetivos según el margen que ofrece cada producto o servicio y la zona donde se opera.
  • Directivos: para toda empresa es vital conseguir la mayor rentabilidad posible para satisfacer a los inversores y, a la vez, disponer de suficiente solvencia para afrontar situaciones de complejidad futuras o inversiones para proseguir en el mercado. El problema, en este caso, es que los directivos piensen más en el corto plazo que en el medio o largo, con la finalidad de conseguir la mayor remuneración posible en poco tiempo. Por lo tanto, este tipo de remuneración no debe de realizarse según el resultado anual de la compañía, sino teniendo en cuenta otros aspectos, como la cuota de mercado conseguida, valor de las ratios de endeudamiento, solvencia o liquidez, imagen de marca…
  • Profesionales especializados: aunque la tasa de paro es de las más altas de Europa, hay empresas de sectores de alto valor añadido especializado a las que les encuentra encontrar profesionales con los requisitos que buscan. Éstos, por lo tanto, tienen un poder de negociación importante y pueden exigir altos salarios y buenas condiciones laborales. Una forma de motivarlos pasa, pues, en ofrecerles altos beneficios si son capaces de llegar a unos objetivos negociados.
  • Trabajo por proyectos: empresas de sectores innovadores o, por ejemplo, del mundo del marketing y la publicidad, buscan personas polivalentes capaces de realizar distintas tareas y que puedan trabajar a la vez en distintas áreas. Para cumplir con los objetivos temporales y de calidad, se recomienda establecer objetivos por proyecto.

Últimas noticias