El bloqueo de Carmena a la Operación Calderón, otra línea roja de Wanda para seguir en España

Wang Jianlin (Foto: GETTY).
Wang Jianlin (Foto: GETTY).

Que Podemos entre en el Gobierno no es el único factor que podría hacer que Wanda decidiera dejar España. Con independencia de qué partidos conformen el próximo ejecutivo, el grupo de Wang Jianlin valoraría de forma muy seria hacer las maletas si la Operación Mahou-Calderon no puede seguir adelante por los impedimentos del Ayuntamiento de Madrid. De poco serviría que Manuela Carmena le haya tendido la mano para reflotar el proyecto del Edificio España.

Como socio minoritario del Atlético del Madrid, del que posee un 20% de las acciones que adquirió por 50 millones de euros, Wanda tiene un interés directo en que la Operación Mahou-Calderón salga adelante. Además, tenía previsto invertir de forma directa 300 millones de euros en este desarrollo urbanístico. Según han confirmado a OKDIARIO fuentes cercanas a la operación, el grupo de Wang Jianlin quiere implicarse a fondo en la misma “siempre y cuando le dejen y sea viable”. Si esto último no ocurre, el grupo chino dejaría de invertir en España, han añadido las mismas fuentes.

El plan original contemplaba la construcción de dos rascacielos de 36 plantas y ocho torres de hasta 20 plantas con hasta 2.000 viviendas en un total de 204.218 metros cuadrados en los terrenos del Estadio Vicente Calderón y su vecina, y ya derribada, fábrica de Mahou, así como en las zonas aledañas. La constructora encargada de las obras iba a ser FCC, pero el Atlético de Madrid ya se ha hecho con los derechos del suelo para desarrollar el proyecto. Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid pretende que se reduzca el número de inmuebles que está previsto levantar para que haya más zonas verdes.

Manuela-Carmena
Manuela Carmena. (Foto: EFE)

Ante la oposición del equipo de Carmena al desarrollo de un plan aprobado durante la etapa de Ana Botella al frente del Ayuntamiento, el Atlético de Madrid aceptó en febrero negociar con el Consistorio renunciar a parte del proyecto original y elaborar un nuevo proyecto urbanístico con importantes renuncias. Por el momento, ha aceptado que no se levanten los dos rascacielos. Sin embargo, desde Wanda temen que las exigencias municipales vayan más allá y que se exija una reducción de la edificabilidad que convierta el proyecto en económicamente inviable. Para complicar más la situación, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid rechazó la semana pasada retirar la suspensión cautelar de las operaciones ordenada en 2015 tras un recurso de Ecologistas en Acción.

Calvo, otra vez frente a Wanda

Al igual que en el caso del Edificio España, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible (Urbanismo), José Manuel Calvo, ha tenido protagonismo en la oposición al proyecto original de los promotores. Poco antes de que el club de fútbol aceptara negociar con el Ayuntamiento dijo en referencia al proyecto: "Estamos revisando todas aquellas operaciones que han sido constituidas bajo el modelo de pagar infraestructuras y todo tipo de costes que implican hacer ciudad con cargo a la edificabilidad. Un sistema que no compartimos y creemos que está fracasado". En diciembre de 2015 también se había referido a las operaciones Chamartín y Calderón como modelos “no razonables” y “fracasados”.

Lo último en Economía

Últimas noticias