Puigdemont pasa por encima de la negativa de Interior y goza de escolta de los Mossos en Waterloo

Mossos
Carles Puigdemont. (Foto: AFP)

El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, goza de un servicio de escoltas de agentes de los Mossos d’Esquadra en su residencia en Bélgica, pese a que el Ministerio del Interior denegó la petición del gobierno regional de Quim Torra de ofrecer este servicio en tanto que ex jefe del Govern.

Varios agentes de los Mossos viajan a Waterloo de forma periódica para ofrecer el servicio de escoltas, entre los cuales está Lluís Miquel Escolà, el Mosso que le planificó la huida de su domicilio familiar en Girona en octubre del año pasado y que le acompañó durante toda su estancia cogiéndose días libres y de baja laboral, motivo por el cual la Generalitat bajo el 155 le abrió un expediente.

Ahora Escolà, nombrado asesor del consejero del Interior Miquel Buch, con un sueldo de más de 60.000 euros, desarrolla gran parte de su jornada laboral fuera de la consejería, concretamente en Waterloo, donde asiste diariamente al ex presidente de la Generalitat, junto a otros agentes de la policia de la Generalitat que se viajan a menudo para acompañar en dichas tareas a Lluis Miquel Escolà.

En su actividad en twitter, el ex sargento ahora alto cargo de confianza del gobierno autonómico, ha colgado en distintas ocasiones fotos de la ‘Casa de la República’ dando a entender que se despertaba allí. Hoy mismo, ha publicado una fotografía donde se observa una felicitación navideña que han enviado desde los funcionarios del departamento de Interior a la residencia de Puigdemont en la Rue de l’Avocat de Waterloo, dirigida al área de escoltas, área que no existe como tal ya que el ministerio denegó el permiso para que agentes de los Mossos protegiesen al ex jefe del Govern.

Lo último en España